INTRODUCCIÓN

     Para llevar a cabo el estudio de la relación existente entre chakras y salud-enfermedad del vehículo físico, es necesario partir de una serie de premisas y definiciones establecidas en las obras consultadas y que a continuación enumeramos.
     Nuestra Magna y Poderosa Presencia de Dios "Yo Soy" utiliza para su manifestación en el mundo de la forma, cuatro vehículos (físico etérico, astral y mental) denominados cuaternario inferior o personalidad.
     Dentro del proceso evolutivo en que nos encontramos, uno de los principales objetivos que debemos alcanzar es el alineamiento o equilibrio del cuaternario inferior, el cual primeramente tenemos que conocer y estudiar en su constitución y funcionamiento:
  
1.   Vehículo Físico: el  más denso de los cuatro, suma de un conjunto de órganos y sistemas íntimamente relacionados que le permiten al ser humano responder en su parte interna o espiritual y vivir en relación con su medio ambiente circundante. 
NOTA: Es importante tener el conocimiento básico de la Anatomía y Fisiología de este  vehículo, conocer la constitución y funcionamiento de su organismo.
 
2.   Vehículo Etérico: es el molde del cuerpo físico, todo equilibrio o desequilibrio en el primero, se manifiesta en el último. Es una red de corrientes de energía que confluyen en siete puntos o vórtices llamados "Chakras" o "ruedas de energía" cada uno de los cuales tiene su contraparte en el vehículo físico por medio de una glándula del sistema endocrino que, a su vez, y a través del torrente sanguíneo y/o Sistema Nervioso, va a gobernar siete zonas de órganos y sistemas del cuerpo. La función del vehículo  etérico (para el tema que nos ocupa) es la de Receptor  de las energías que se generan en el cuerpo astral y mental, para Transmitirlas  al vehículo físico condicionando su estado de salud-enfermedad.
 
3.   Vehículo Astral: llamado también "cuerpo emocional", ya que en él se gestan las ansias, los deseos, las emociones básicas, los pares de opuestos que experimenta el ser humano. Para el tema que nos interesa definiremos emoción como la capacidad de reaccionar ante un estímulo externo o interno, reacción que tiene cuatro fases:
 
                                                 1°.- Se recibe el estímulo
                                                 2°.- Carga energética de la emoción   
                                                   3°.-  Eliminación de la carga
                                                 4°.-  Relajación.
 
     De no cumplirse es ciclo anterior, las emociones llegan al sistema muscular del vehículo físico donde, a manera de coraza, se van acumulando, afectando finalmente los diferentes órganos y sistemas cuya manifestación se denomina: enfermedad. Las principales emociones a considerar, ya que son básicas en todo ser humano son:
     Miedo: Perturbación que paraliza o impide una acción por la amenaza real o ficticia de un daño.
    Odio: Aversión o "rechazo" hacia alguna cosa o persona.
    Cólera-Ira: Deseo de cambiar situaciones y/o actitudes en el medio ambiente y personas que nos rodean.
    Resentimiento: Es la reiteración o repetición a través del tiempo de las tres emociones anteriores.
     
     La conducta ambivalente del hombre ocasiona una mezcla encontrada de dos o más emociones, por lo que no se dan exteriorizaciones únicas sino combinadas; por otra parte, el objetivo es analizar y reflexionar sobre cuáles emociones le manejan, ya sean reprimidas o excesivamente manifestadas, para darles un cauce de eliminación correcto.
 
4.   Vehículo Mental: constituido de energía que nos permite llevar a cabo el proceso pensante que desarrolla la capacidad razonadora y, por medio de la cual, el ser humano se relaciona y comunica consigo mismo, con lo que le rodea y con los planos superiores, que constituyen el objetivo final. Las fases del proceso son:
         1°.-  Se tiene una idea o percepción de un hecho
         2°.-  Análisis y/o estudio de lo observado
         3°.-  Síntesis y/o integración de lo estudiado
         4°.-  Abstracción y/o conclusión
                 5°.-  Realización de un acto y/o conducta observable. 

     Al considerar lo anterior nos daremos cuenta de que nunca o muy aisladamente, el ser humano efectúa este proceso en las diferentes etapas y circunstancias de su vida, ya que la mayor parte del tiempo sus conductas son "impulsivas", condicionadas por las emociones, motivo y causa de los sufrimientos y enfermedades de la humanidad. A medida que integremos y practiquemos en nuestro diario vivir "el correcto pensar", se dará por consecuencia el equilibrio del cuaternario inferior cuya manifestación visible y tangible consistiera en un "cuerpo físico sano".

De lo anterior se concluye:

     El vehículo físico es el gran órgano de choque o manifestación del estado de alineamiento de los cuerpos etéricos, astral y mental; que cada uno de los chakras no solo corresponde a una región especifica del cuerpo físico, sino también a una cualidad del comportamiento y evolución humana. Por lo tanto también el termómetro que nos habla de que somos o no portadores de un equilibrio o desequilibrio del cuaternario inferior es: Un indicador Salud-Enfermedad.
     Actualmente la humanidad se encuentra polarizada en su vehículo emocional; dicho de otra manera, "hasta el momento actual el ser humano se ha pasado la vida reaccionando sin pensar , de ahí que, independientemente de las enfermedades Kármaticas o Planetarias (no incluidas en este tema), el 95 ó 97% de las enfermedades actuales son auto-engendradas por las emociones (frustradas o excesivamente satisfechas). Reiterando lo mencionado: las enfermedades son emocionales y no mentales.

    No hay que olvidar que el funcionamiento de los cuatro vehículos es todo unificado, interpretado e interrelacionado y que solamente por motivos prácticos y de enseñanza se separan para su estudio y descripción