CHAKRA V

 

  • Nombre: Centro Laríngeo, VISHUDHA
  • Número de pétalos: 16
  • Localización: laringe, altura de tercera vértebra cervical.
  • Glándula: Tiroides.
  • Órganos: aparato respiratorio Aato, primera porción de canal alimentarío, sistema osteomuscular del cuello.
  • Emoción: conjugación de emociones básicas.

La función de cada uno de los chakras, se vuelve más compleja a medida que su localización se acerca al cerebro del vehículo físico, no queremos decir con esto que los centros inferiores sean menos importantes. Deseamos significar que su complejidad radica en que para activarlos es necesario el desarrollo de las cualidades que se encuentran dormidas o latentes; que sólo mediante la experiencia basada en una disciplina constante y permanente del estudiante, se puede lograr; asimismo, reiteramos, el funcionamiento de los centros superiores no se da de modo independiente, sino íntimamente relacionado, ya que se influyen simultáneamente. Tal es el caso de éste quinto chakra que, por una parte, recibe la energía del centro sacro; por otra, da expresión a la que fluye del cardíaco y, finalmente, se complementa con la que desciende del Frontal o Ajna.

Si examinamos las conexiones del centro Laríngeo, llegaremos a conclusiones interesantes, como las siguientes: 

Primero: Su contraparte glandular corresponde a la Tiroides, que determina el equilibrio de cada uno de los órganos, aparatos y sistemas del vehículo físico, los cuales para cumplimentar sus funciones necesariamente requieren de las substancias (hormonas) que fabrica esta glándula. 

Segundo: Sus principales órganos regionales de influencia, corresponden a la Laringe y estructuras de la boca, que realizan la función de "La Palabra", medio de comunicación por excelencia. 

Tercero: La energía que canaliza nos proporciona el desarrollo de nuestra "Capacidad Creadora". En lo que corresponde al primer punto, todas las enfermedades que se han enumerado ocasionan pérdida en el equilibrio en el nivel tiroideo, formándose un círculo vicioso, ya que esta disfunción se proyecta a su vez al órgano que la provocó, reforzando y propiciando la continuidad de la enfermedad.
      Por lo que toca al segundo punto, tenemos una zona sumamente conflictiva: constituye el terreno donde se debate "lo que queremos decir". Los sociólogos, y psicólogos modernos, sostienen que, la mayor parte de los problemas de la humanidad radica en defectos o ausencia de la comunicación. Para reflexionar sobre esto, aceptamos por principio que no hemos aprendido a conversar con nosotros mismos: ¿quién soy?, ¿a dónde voy?, ¿qué quiero ser?, ¿en qué creo?, ¿qué cualidades o defectos poseo?, ¿soy feliz?, ¿me acepto como soy o me esfuerzo por imitar a otros?
Si para contestar estas y otras preguntas de carácter existencial, actuamos con honestidad, concluiremos que la imagen que tenemos de nosotros mismos es la que nos llega del exterior, nos percatamos que. somos producto de un código genético, de una familia, una comunidad, una cultura, de una época, que en conjunto se han encargado de dictarnos normas de conducta físicas, emocionales, culturales, que la mayor parte de las veces nos arrastran a decir y/o hacer mucho de lo que no deseamos en realidad.

      Debido a lo anterior, nos enfrentamos actualmente a una humanidad disociada, con graves conflictos, ya que cuando piensa, lo hace de una manera, lo expresa de otra y termina haciendo otra. Uno de los mecanismos aprendidos para compensar este desequilibrio se llama... mentira mentimos por miedo, por odio, porque nos encolerizamos, por venganza, por defendernos, por evadir responsabilidades. Llegamos a acostumbrarnos tanto a mentir, que no nos percatamos de que lo que hacemos finalmente es...mentirnos a nosotros mismos… vivir en una mentira.

       La manifestación del conflicto disociativo hace crisis en la segunda parte de la infancia y primera de la adolescencia, a través de los famosos cuadros de “amigdalitis” (anginas); en la juventud y edad adulta se reflejan como “traqueitis y/o disfonías” (ronqueras). Agregamos a lo anterior los llamados “dolores de cerebro”. Mencionaremos en esta parte los problemas particulares de Brazos, que corresponden emocionalmente a conflictos entre el "dar y recibir" del centro Cardíaco y el "expresar o reprimir" del chakra Laríngeo.

Derivado de lo expuesto, se deduce que la capacidad creadora correspondiente a nuestro tercer punto, se encuentra abolida en gran parte de la humanidad que basa sus acciones y conductas en un imitar no debemos generalizar; la activación de este centro la observamos en el desarrollo de las artes, cualquiera que sea su género; la tenemos en aquellos individuos que de una manera u otra ejercen un liderazgo positivo encaminado a la organización de grupos o sociedades que tienen como finalidad crear nuevos sistemas y formas de vida que ayuden a la humanidad en su elevación.