CHAKRA II

 

  • Nombre:    Centro Sacro o SWADHISTANA
  • Numero de pétalos: 6
  • Localización:   Columna lumbosacra
  • Glándula: Gónadas masculina y femeninas.
  • Órganos: Aparato reproductor masculino y femenino. Sistema osteomuscular de la pelvis y columna lumbar.
     Se ha disertado, sin concluir, el tema de la sexualidad. Hay puntos de vista y teorías en investigación; no hay un acuerdo uniforme que nos permita aseverar quien tiene la razón; lo que sí se ofrece de manera terminante es la abundancia de tabúes, creencias, prácticas, ritos, tergiversaciones que mantienen al ser humano confundido o ignorante, en lo que se refiere a los conceptos básicos y necesarios para desarrollar la comunicación consigo mismo o bien para entablar una relación interpersonal armónica y equilibrada. 
     En el primer chakra, se menciona el miedo como la primera emoción que hace crisis en el vehículo físico; éste afluye hacia el segundo, alternando su funcionamiento. A medida que el ser humano crece, inicia por instinto el proceso de auto-identificación a través del palpar y sentir su cuerpo, etapa del desarrollo que es bloqueada por los adultos, quienes argumentan que "es sucio"; se condiciona al niño a "no mostrar sus partes intimas" y, de adolescente, se le prohíbe hablar sobre "el tema ". De esta manera nace en el individuo el primer rechazo, reforzado por el miedo previamente aprendido. Los seres humanos llegan a la edad adulta evadiendo la intimidad, con temor al contacto físico, desconocen el funcionamiento de sus órganos, ignoran como identificarse con su sexualidad; cuando logran establecer relaciones interpersonales, éstas son impulsivas, que bloquean el desarrollo e evolución del ser. 
     Mediante el segundo Chakra se canaliza la energía que le permite a la humanidad satisfacer la necesidad básica de crear.  En realidad controla la vida sexual y faculta el proceso procreador mediante el cual se proporcionan cuerpos a las almas que nacen a través del acto de fusión sexual. Sin embargo, la capacidad de nuestra esencia no consiste únicamente en el acto de engendrar hijos, sino en propiciar, hacer crecer una idea; de crecer y recrearnos por medio de relaciones interpersonales o intergrupales que cada día nos haga mejores.
     En lo que se refiere al flujo que debemos darle a la energía generada en esta chakra hay dos enfoques principales que nos hablan de ello: 
     Teoría Occidental:
      Sostiene que las personas saludables son aquellas que llevan a cabo con regularidad de intercambio sexual, libre de inhibiciones y que cumple con las cuatro fases de toda emoción: estímulo, carga, descarga, relajación; de no cumplirse lo anterior  se tendrán como consecuencias conductas neuróticas y enfermedades del aparato reproductor. 
 
     Teoría Oriental: (Yoga Tantrista)
     Afirma la existencia de una energía muy potente encerrada en la sexualidad, la cual no debe ser liberada en la consumación o terminación del acto sexual; se liberará y canalizará hacia arriba y a través de la columna vertebral, lo que permitirá elevación de la conciencia del "YO".
     
Definitivamente no es finalidad nuestra apoyar o recomendar una u otra teoría; por el contrario, hacemos una invitación al auto-análisis en lo que se refiere a la actitud o manejo de esta energía. Los que apoyen y vivan de acuerdo con la primera, que la realicen dentro de un marco de respeto, honestidad y madurez, en un acto de entrega mutua, que los haga crecer y evolucionar. Quien considere que la Teoría Oriental es la adecuada, la  recomendación que se hace es el no engañarse con la idea de que a través del intelecto se puede ordenar el "cese" de la energía y la emoción; en este aspecto se deberá tener cuidado en no confundir "el ir avanzando en el camino espiritual" con la represión o supresión de una necesidad básica.
     Para los estudiantes que les interese ampliar este tema, consulten las estadísticas de las primeras causas de enfermedad y mortalidad en los diferentes países; se darán cuenta que representa un problema para el Sector Salud, la incidencia de cáncer de matriz, ovario, próstata. Sin dejar de darle importancia a problemas crónicos en las consultas que nos habla de la acumulación crónica en las masas musculares en la parte inferior de al columna, de la energía creadora que no fluye y se estanca en este nivel.
    Por lo que respecta a la manifestación de actitudes y conductas que reflejan la no utilización de esta energía, se observa en una humanidad pasiva y contemplativa, incapaz de crear y/o propiciar nuevos sistemas y formas de vida, que permitan a los individuos vivir en unidad, paz armonía y Amor