El alción

Esopo

     Este pájaro prefiere siempre la soledad y vive siempre sobre el mar. Dícese que para huir de los hombres que le dan caza, hace su nido en las rocas de la orilla. Un día, el alción que iba a poner se encaramó a un montículo, y divisando un peñasco que sobresalía del mar, en él hizo su nido. Pero otro día que el alción salió en busca de comida, levantando el mar por una borrasca, llegó hasta el nido y ahogó, cubriéndolos de agua, a los pajarillos. Al ver el alción, de vuelta, lo que había sucedido, exclamó:

-desdichado! Huyendo de los engaños de la tierra me refugié en este mar para encontrar mayor perfidia!

    Asimismo ciertos hombres, prevenidos contra sus enemigos, tropiezan sin sospecharlo con amigos aun peores.