Derechos de la Mujer
 
   El acuerdo internacional denominado "Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer" (CEDAW, por sus siglas en inglés), se estableció en 1979, después de que en 1967 se proclamara la "Declaración sobre la eliminación de la discriminación contra la mujer" en las Naciones Unidas, por la Comisión de Derechos Humanos. Cada país que lo suscriba debe implementar acciones para evitar la discriminación de las mujeres y la violencia contra ellas.
 
    Los derechos humanos de la mujer contemplados en esta convención pueden resumirse de la siguiente manera:
 
 La discriminación hacia la mujer ocurre cuando una persona, por ser mujer, es excluida en cualquier nivel de la vida de un país, ya sea social, política, económica, cultural o laboral.
 
 La ley debe tratar por igual a las mujeres y a los hombres, por lo que las mujeres tenemos derecho a exigir que el gobierno elimine leyes, disposiciones penales y prácticas que impliquen discriminación contra la mujer.
 
 El gobierno debe plantear medidas para modificar patrones socioculturales basados en la inferioridad o superioridad de cualquiera de los sexos.
 
 Las mujeres tenemos el derecho a vivir dignamente para no recurrir a la prostitución. Además, las mujeres no son un objeto de venta.
 
 Las mujeres tenemos derecho a agruparnos en asociaciones u organizaciones, aunque éstas sean independientes del gobierno. El voto es un derecho adquirido de todas las mujeres, así como ser candidatas a cargos públicos y ser elegidas para tales puestos.
 
 Como los hombres, las mujeres tenemos derecho a plantear y a llevar a cabo políticas públicas.
 
  Las mujeres tenemos derecho, al igual que los hombres, a la educación en todos los niveles.
 
 Las mujeres tenemos derecho a iguales condiciones que los hombres en el trabajo: salarios, prestaciones y capacitación.
 
 El que las mujeres estén casadas o tengan hijos no es una razón para excluirlas de un trabajo, ni justifica su despido.
 
 La licencia de maternidad en el trabajo con sueldo y prestaciones es un derecho de todas las mujeres.
 
 Todas las mujeres debemos tener acceso a la atención especializada y gratuita durante el embarazo, parto y período posterior al parto.
 
 La planificación familiar y la decisión de cuántos hijos(as) queremos tener, son derechos de todas las mujeres.
 
 Para la crianza y protección de las hijas(os), las mujeres y los hombres tenemos los mismos derechos y responsabilidades.
 
 Al igual que los hombres, las mujeres tenemos derecho a prestaciones crediticias y bancarias.
 
 Las mujeres tenemos derecho a una vivienda digna y a servicios públicos, al igual que los hombres.
 
 Las mujeres de zonas rurales tenemos derecho a hacer proyectos de desarrollo y a organizar cooperativas.
 
 Las mujeres de zonas rurales tenemos derecho a obtener créditos, préstamos, servicios de comercialización y nuevas tecnologías para el campo en el que nos desarrollamos.
 
 Las mujeres tenemos derecho a firmar contratos y a administrar bienes, al igual que los hombres.
 
 Es derecho de las mujeres el tener propiedades, opinar y decidir sobre los bienes que compartidos en el matrimonio.
 
Además, en 1993, se llevo a cabo en las Naciones Unidas, la "Declaración sobre la eliminación de violencia contra la mujer".