Vida y Plenitud el Climaterio

 
  •  ¿Qué es el climaterio? 

climaterio es una etapa en la vida de la mujer que comienza entre los 35 y 40 años de edad y que se caracteriza por la disminución progresiva de la producción hormonal cíclica. Cuando las niñas llegan a la pubertad se inicia la menstruación y los ovarios comienzan la producción de estrógenos (compuestos elaborados por el vario que estimulan el desarrollo de los caracteres sexuales), función que continúa hasta la aparición de la menopausia, que es la fecha de la última menstruación, misma que sucede entre los 46 y 49 años de edad. 

  • ¿Por qué padecemos bochornos? 

La diferencia de estrógenos origina, entre otros problemas, síntomas como los bochornos, sudores nocturnos y sequedad vaginal. La mujer nunca vive totalmente sin estrógenos. En realidad, durante el climaterio la glándula suprarrenal o el tejido graso siguen produciendo estrógenos, aunque en cantidades muy limitadas. Una concentración baja de estrógenos aumente el riesgo de fracturas en los huesos y enfermedades del corazón. Esta es la razón por la que sólo su médico, después de un estudio minucioso y personalizado, puede determinar cuál es el mejor tratamiento dirigido a restituir lo estrógenos que ya no se producen de manera natural y, en consecuencia, a evitar que haya una pérdida de hueso (Osteoporosis) o un ataque al corazón, como el infarto al miocardio. 

  • ¿Debemos tomar hormonas? 

La necesidad de reponer las hormonas faltantes es una cuestión todavía no acepta por la mayoría de las mujeres; aún en nuestros días persisten ideas del pasado que aseguraban que la reposición de hormonas, tomadas o inyectadas, implicaba un riesgo para que la mujer resultara, años más tarde, con cáncer cérvico-uterino. Las mujeres a quienes se ha extirpado la matriz o el útero no tienen razón para preocuparse por esta posibilidad (pero sí requieren la reposición de estrógenos); en cambio, quienes sí tienen útero y reciben la terapia de reemplazo hormonal están expuestas a un riesgo mínimo, mismo que las modernas formulaciones de fármacos y la permanente vigilancia del médico han prácticamente eliminando. Existe una cantidad importante y científicamente bien fundamentada de estudios que demuestran que las mujeres que siguen un tratamiento de reposición hormonal en el que se incluye la combinación de estrógenos y progesterona tienen menor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio (membrana mucosa de la cantidad uterina) que quienes no reciben hormonas. La terapéutica de sustitución hormonal, además de eliminar o minimizar la intensidad de los bochornos, disminuye las molestias que produce la resequedad vaginal durante las relaciones sexuales. La administración de estrógenos después de la menopausia contribuye a reducir la perdida de la masa ósea y proteger en contra de la aparición de enfermedades cardiovasculares. 

  •  Los peligros de la obesidad. 

Ser esbeltas, o estar esbeltas, es más una moda que una forma de estar sanas. La obesidad es un símbolo de rechazo o marginación de los círculos sociales y, sobre todo, es un factor de riesgo que debe excluirse a través del mejoramiento de los hábitos alimenticios y la costumbre de realizar ejercicio. La obesidad afecta a las mujeres de diversas maneras. Desde el punto de vista reproductivo la obesidad puede alterar la ovulación, menstruación y fertilidad. Cuando la mujer pierde el peso excedente recupera su funcionamiento normal. Existe una mayor incidencia de obesidad entre mujeres que están en el climaterio. Con frecuencia, no hay aumento de peso, pero sí de tejido adiposo. Es así como en esta etapa de la vida se llegan a ganar hasta 1,500 gr. De tejido muscular por la misma cantidad en el tejido graso. Lo anterior se puede explicar por varios mecanismos. Uno de ellos es el psicólogo, pues existe mayor tendencia a la depresión, situación que en alunas muges las incita a comer más. Otra explicación es que la baja en la concentración de tejido graso en el abdomen, gordura que es muy peligrosa. La obesidad no es un problema de salud aislado, sino un factor de riesgo importante que predispone a la aparición de: diabetes, hipertensión arterial, problemas vasculares, coronarios y cerebrales. Desde el punto de vista ginecológico el cáncer de mama y el de endometrio son los más relacionados con la obesidad. El cáncer de colon aparece más en las obesas. 

  •  La Osteoporosis. 

La osteoporosis es una enfermedad que puede originarse por múltiples factores y en la cual existe una reducción de la densidad mineral ósea, con conservación de la forma externa del esqueleto. La osteoporosis se desarrolla en forma silenciosa, no presenta signos ni síntomas hasta que se produce una fractura, principalmente en la muñecas, cadera, fémur y columna vertebral. A veces es común escuchar decir a alguien que llevaron a su abuelita al hospital porque se cayo y se fracturo, cuando lo cierto, en la mayor parte de las veces, es que se fracturó primero y por eso ocurrió la caída. En la actualidad, 70% de este tipo de lesiones suceden en personas mayores de 45 años y de 3 de cada 10 mujeres mayores de 60 años tienen este padecimiento. La osteoporosis afecta al 35% de la población femenina mayor de 40 años de edad