Ego, esencia y personalidad 

 
  Los egos son agregados psíquicos formados por nuestra propia mente. Estos defectos psicológicos encierran a nuestra esencia divina. Cuando cometemos errores y no nos arrepentimos, creamos los denominados egos que nos esclavizan y nos quitan el libre albedrío, alejándonos de la pureza original. Hoy día podemos decir que los agregados psíquicos o defectos son múltiples.
La esencia es lo verdaderamente divino que hay en nosotros. La esencia misma no pertenece a la tercera dimensión, pertenece a los mundos espirituales. La esencia está llena de virtudes en donde están todos los valores espirituales; Lamentablemente, ésta va perdiendo su brillo debido al aumento del ego. En fin, diremos que la esencia es la semilla que puede desarrollarse mediante el trabajo interior consciente del alma.
     La personalidad es un vehículo de expresión energético que se forma en los primeros siete años. Este vehículo va tomando forma alimentado por la educación de los padres, colegios, amigos, sociedad, religiones, experiencias, etc. a través de la personalidad, se puede expresar tanto el ego como la esencia.
     La finalidad: La importancia de ver estas diferencias es la de buscar y conseguir la expresión de la esencia sin la intervención del ego.