MEDICINA

SALUD Y NUTRICIÓN

 

ONICOMICOSIS

¿TENGO HONGOS EN LAS UÑAS?

 Las uñas, como cualquier otra parte de la piel, pueden enfermarse y por tal motivo causar la pérdida de sus propiedades fundamentales como son: 

  • Proteger de traumatismos (golpes)
  • Realizar tareas muy finas 
     La enfermedad de las uñas se presenta por diversas causas; sin embargo, la mayoría de ellas se debe a infecciones por hongos, de ahí la importancia de acudir con el médico general o al especialista para conocer oportunamente un diagnóstico preciso, ya que muchos padecimientos ungueales (de las uñas) son similares.
     A las infecciones por hongos se les llama científicamente onicomicosis, y pueden ser causadas por diversos tipos de hongos. No obstante, cuando se empieza a observar alguna deformidad en la uña, siempre surgirá la interrogante:
          
        ¿Tengo Hongos en las uñas?  
     La onicomicosis afecta principalmente las uñas de los pies en 90% de los casos y el restante a las de las manos; pese a ello, estas últimas pueden coexistir con la de los pies.
     La afección afección de las uñas se debe, por lo general, a que se ha padecido por largo tiempo una infección en los pies, específicamente entre los dedos, a lo que de manera común se le denomina "pie de atleta". 
     Las esporas de los hongos, las cuales son las formas con que se crecen y se multiplican los hongos, por lo regular se mantienen entre los pliegues y los surcos de la piel y fácilmente son " arrastradas" hacia el borde libre de la uña; es decir, donde se deposita la "suciedad".
    Si las esporas perduran por largo tiempo y sobre todo si se ven favorecidas por la constante humedad, las uñas comienzan lentamente a parasitarse.
     Es importante insistir en que los hongos en las uñas se presentan habitualmente en la edad adulta, aunque este padecimiento suele iniciarse desde la adolescencia, sobre todo si se usan de manera cotidiana zapatos sintéticos o cerrados. En los niños es un padecimiento muy raro. 
     Los signos más importantes para saber si las uñas han sido infectadas por hongos son los siguientes: 
 
          Se tornan quebradizas y polvosas
            Se vuelven opacas
            Pierden la consistencia
            Presentan diversos tipos de tonalidades
            Se observan estrías
     
     En general la infección no causa síntomas; empieza de manera lenta y progresiva, casi siempre como una estría longitudinal que atraviesa toda la lámina de la uña.
     Cuando la onicomicosis está presente, las uñas pierden la consistencia, esto se debe a que los hongos perforan y comen la queratina, que es la proteína de la que esta formada la uña.
     Además, como la multiplicación de los hongos persiste, se observan uñas que se engruesan hasta más del doble de su tamaño; y si el padecimiento es muy crónico se presentan desde tonalidades amarillentas y cafés hasta negras. El hongo llega a afectar toda la uña hasta la matriz de la misma.  Otra de las dudas que regularmente plantean los pacientes son:
 
        ¿Si me quitan la uña, me saldrá otra sana?

     No saldrá una uña sana. Es importante saber que la parasitación de los hongos está por debajo de la uña  y que por lo regular se afecta la matriz de ésta y es por eso que siempre volverá a crecer parasitada.

        ¿Es contagiosa la onicomicosis?

     Si es contagiosa. Se sabe que las esporas de los hongos pueden persistir en los lugares húmedos hasta por más de un año.  Por lo tanto una persona con la que se comparte el baño, puede ser foco de infección.
     Para la curación de la uña afectada por hongos es indispensable que se haga el diagnostico correcto, pues ya sabemos que hay padecimientos similares, y es el médico quien debe decidir el tratamiento más adecuado, con base en una serie de condiciones, no sólo del tipo de infección que se trate, sino de las condiciones que cada paciente requiera.