MEDICINA

SALUD Y NUTRICIÓN

 

 
El impétigo

 

 
¿Qué es y que lo causa? El impétigo es una infección común de la piel, causada por un germen llamado bacteria que puede ser un estafilococo o un estreptococo.
 
  ¿Cómo se manifiesta?  Ocasionalmente, el impétigo inicia como una úlcera. En 1 a 3  días se observan vesículas o granitos con pus y posteriormente se forman costras color miel. Estas lesiones pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en cara, brazos, piernas y sobre todo en la manos.  El impétigo es más frecuente en los niños y generalmente no se acompaña de fiebre, ni afecta al estado general.
     Existen dos tipos: el más común es el que no causa ampollas; hay otro impétigo que es el más ampolloso.
     Generalmente se inicia y desarrolla rápidamente, de un día para otro, apenas con una ligera molestia local.
     Los niños son quienes más padecen de impétigo y por ejemplo, puede aparecerles después de un escurrimiento de mucosidad por la nariz, la cual se limpian con las manos sucias, en lugar de usar pañuelo, entonces esa suciedad provoca la infección. Sucede con frecuencia que la misma infección la "pasan" a otras partes de su cara y cuerpo en general, al estarse tocando después de "limpiarse la mucosidad". El niño que sufre de esta enfermedad no debe ir  a la escuela hasta haberse recobrado completamente. Si la infección  es tratada rápidamente,  la curación puede  lograrse en una semana o dos, de otra manera el problema se vuelve más difícil y puede continuar por un largo tiempo.   
     El tratamiento del impétigo implica seguir al pie de la letra las instrucciones del médico, pero nunca esta demás poner por escrito las siguientes sugerencias:
 
Medidas generales de higiene: 
 
1°. Lavar con agua y jabón el área infectada.
        2°. Es indispensable quitar las costras, aplicando primero una solución antiséptica.
3°  Evitar el rascado en la zona afectada.
        4°  Se recomienda mantener las uñas de los niños bien recortadas para evitar la
                propagación de la infección.
5°  Lavar con frecuencia las manos.
6°  Baño diario con cambio con cambio de ropa limpia. 
7°  Evitar la exposición a los rayos solares.