FIEBRE ALTA

Fuente: Salud y medicinas

Descripción: Se dice que una persona tiene fiebre o "calentura" cuando la temperatura general del cuerpo supera su media habitual: 37° centígrados, con variaciones que oscilan hasta los 37.5°, si se consideran factores ambientales, actividad muscular, edad u otros.
   Todo aumento en la temperatura corporal es ocasionado por diferentes enfermedades, principalmente infecciones. Nunca es síntoma exclusivo de un solo mal.

Qué hacer:

Ante un ataque de fiebre muy intenso conviene quitarle la ropa a quien lo padece. No es verdad que el aire le haga daño a un enfermo con temperatura alta.

Es recomendable darle algún medicamento contra la fiebre (antipirético) o un analgésico que también esté indicado para bajar la temperatura.

Si la fiebre se acompaña de tos puede elegir un antitusivo que alivie ambas molestias.

Se debe proporcionar al enfermo mucha agua, jugos u otros líquidos. Los niños, sobre todo los bebés, deben orinar regularmente. Si no es así, o la orina está oscura, deben ingerir más agua.

Evitar que la temperatura llegue o rebase 40° centígrados, para ello deben seguirse las medidas antes citadas. Si aún así la fiebre supera esa cifra, es muy importante bajarla de inmediato, para lo cual es necesario desnudar al enfermo, colocarlo en un lugar fresco donde reciba aire, aplicarle trapos o lienzos húmedos con agua fresca (también pueden ser hielos) en pecho y frente, los cuales hay que cambiar constantemente, o darle un baño con agua fría, no helada. Nunca frotar con alcohol.

La fiebre es aviso de una enfermedad, por ello es necesario investigar su origen. En estos casos es recomendable observar otros síntomas que presente el paciente y acudir al médico.

Evite

Administrar ácido acetilsalicílico a niños y jóvenes, salvo por prescripción médica, pues si la fiebre se debe a una infección ocasionada por virus puede presentarse una enfermedad grave o mortal, llamada síndrome de Reye.

Que el enfermo llegue a tener convulsiones, lo cual sucede si el ataque de fiebre es muy intenso; es mejor buscar ayuda profesional de inmediato.

Que el enfermo que se convulsiona muerda su lengua; para ello, coloque un trapo en la boca.

Recuerde

La fiebre que rebasa 40° centígrados es muy peligrosa, por lo que se debe reducir rápidamente, ya que puede producir ataques o daño permanente en el cerebro, como parálisis cerebral, debilidad mental o epilepsia (enfermedad que produce convulsiones como consecuencia de daño causado en estructuras del cerebro).

La fiebre es un síntoma. Para erradicarla deberán observarse otros signos que la acompañen, a fin de obtener un diagnóstico acertado de la enfermedad que la origina. De este modo se podrá seguir un tratamiento adecuado.

La temperatura debe medirse cada 30 minutos.

Cuándo acudir al médico

Si se ha tratado de bajar la fiebre con los métodos antes mencionados y ésta permanece sin cambio (40º centígrados en adultos, 39° en niños y 38º en bebés menores de 3 meses).

Al presentarse junto con cualquiera de los siguientes síntomas: dolor de cabeza intenso; dolor e inflamación importante de la garganta; sensibilidad ocular a la luz brillante; rigidez considerable del cuello y dolor en éste al inclinar la cabeza hacia delante; confusión mental, vómito persistente, dificultad para respirar, apatía e irritabilidad extrema.

Consulte a su Médico.