¿Qué es la maniobra de Heimlich?

 

La maniobra de Heimlich; cubrir el puño con la otra mano y presionar hacia dentro y hacia arriba, con suficiente fuerza como para hacer que se levanten del suelo los pies de la victima.  Con dicha tos se pretende mover el aire hacia la tráquea, empujando y expulsando la obstrucción fuera de la garganta y la boca.

Aunque la maniobra de Heimlich es sencilla y eficaz, puede ser dolorosa o incluso causar lesiones a la víctima. Se debe utilizar solo en emergencias reales, cuando se está seguro de que la persona verdaderamente se ha atragantado.

Nota: En los bebés y en los niños pequeños se recomienda una técnica diferente de la maniobra de Heimlich. Hable con el médico de su hijo sobre la técnica de primeros auxilios para el atragantamiento adecuada para él.