Pérdida del conocimiento
     Fuente: Salud y medicinas
 
     Los desmayos ocurren cuando falla el suministro de nutrientes u oxígeno al cerebro, o cuando entran al organismo sustancias tóxicas a través del flujo sanguíneo. Entre las causas más comunes para sufrir un desvanecimiento se encuentran: quedarse de pie mucho tiempo, recibir estímulos emocionales impactantes (miedo o enterarse de una mala noticia) o permanecer en una habitación mal ventilada; niveles muy elevados de alcohol en la sangre, fuerte golpe en la cabeza, ataques y convulsiones, envenenamiento, embolia (obstrucción de un vaso sanguíneo debido a un coágulo), sobre-exposición al Sol e infarto cardiaco.
 
Qué hacer
 
Si una persona está inconsciente y no se conoce la causa, hay que fijarse en lo siguiente:
 
¿Está respirando bien? Si no es así, debe doblar su cabeza hacia atrás y jalar la quijada y la lengua hacia delante. Si observa que tiene algo atorado en la garganta, trate de sacarlo. Es conveniente que consulte el esquema adjunto para saber cómo hacerlo.
 
Si considera que la persona desmayada sufre de insuficiencia respiratoria deberá aplicar la técnica de respiración boca a boca.
 
Si está perdiendo mucha sangre hay que controlar la hemorragia. En heridas mayores, comprima los lados de la herida sin lastimar, manteniendo la presión durante 10 minutos, aproximadamente.
 
Si está en estado de choque (piel húmeda y pálida, y pulso débil) acuéstela con la cabeza más abajo que los pies y aflójele la ropa.
 
Si piensa que la persona padece insolación (exposición excesiva a los rayos solares), cuyas señales son piel roja y caliente, sin presencia de sudor y mucha fiebre, colóquela a la sombra, manteniéndole la cabeza más arriba que los pies y báñela con agua fría (el hielo es mejor), dándole aire.
 
Si considera que la persona inconsciente esta gravemente herida es mejor no moverla. Si lo tiene que hacer, tenga mucho cuidado, pues puede tener una lesión en el cuello o la columna vertebral.
 
Busque heridas o fracturas, moviendo a la persona lo menos posible. No doble ni la espalda ni el cuello.
 
Pida ayuda médica si la víctima no se recupera pronto.
 
Evite
 
Dar bebidas o alimentos a una persona inconsciente. Hágalo hasta que recobre el conocimiento.
 
Proporcionar alcohol a quien se recupera de un desmayo, pues puede empeorar su situación.
 
Poner la cabeza de la víctima sobre una almohada, ya que puede obstruirse la respiración.
 
Verter agua sobre la cabeza de alguien desmayado.
 
Recuerde
 
La persona inconsciente puede estar gravemente herida, por lo que es preferible no moverla.
 
Una persona en este estado no debe recibir alimentos ni bebidas.
 
Cuándo acudir al médico
 
Cuando se trate de reanimar a la víctima utilizando las técnicas antes descritas y no haya respuesta.
 
De cualquier manera, es recomendable acudir al médico para conocer las causas y el desarrollo de algún posible padecimiento.
 
Consulte a su médico.