La Felicidad
 
No hay que desperdiciar tiempo ni esfuerzo
en buscar la paz, la alegría y gozo en el mundo externo.
Busca tu yo interno, tu propósito en la vida,
busca la paz, declara la armonía.
Encuentra la Felicidad...
 
Hay que vivir cada día como si fuera el último;
olvidar las derrotas del ayer
y no tomar en cuenta los problemas del mañana.
 
Cuantas veces hemos escuchado
alguna persona decir:
"Si pudiera volver a vivir mi vida..."
 
Cada día es un don de Dios,
toda experiencia es una bendición, algo positivo.
Los errores cometidos nos sirven de guía
para establecer nuevas metas.
Identifica tus cualidades
y aprecia las cosas buenas que ya posees.
Aprende a dar un poco más de lo esperado,
y permite que tus actos hablen por ti.
 
Una vez te aprendas a amar como eres,
y aprecies la vida con todos sus complementos...
las sonrisas volverán, el sol saldrá para ti,
sonará la música, brillarán tus ojos, danzará tu alma...
y podrás finalmente disfrutar de la vida
y todos sus complementos...
irradiando Felicidad.