Como Meta...
 
“Señor, hazme instrumento de tu paz
Donde haya odio, déjame sembrar Amor
Donde haya ofensa, permíteme engendrar Perdón;
Donde haya duda, poner Fe;
Donde hay desesperación, Esperanza;
y déjame sustituir la sombra con la luz,
la Tristeza con la Alegría”.
 
“Oh Divino Maestro! Concédeme
que más que buscar consuelo
Pueda yo consolar;
Y antes de ser entendido,
Pueda yo comprender;
y antes de ser amado,
Logre yo amar”.
 
“Pues, es dando como recibimos,
al perdonar somos perdonados,
y al morir cuando nacemos
A LA VIDA ETERNA”.
                                                                   
                                                          San Francisco de Asís