La puntualidad.  

Llegar a tiempo a las citas Es: deber de caballeros, Cortesía de reyes,
 Obligación de cortesanos,
Hábito de gentes de valor
y costumbre de personas bien educadas.
   Quienes se hacen esperar en sus citas,
o NO llegan puntuales a sus compromisos revelan:
debilidad de carácter, pésima educación,... y se exponen al desprecio absoluto de sus semejantes.