El juego de la vida
 
¡Toma el balón, hijo, y te nombro Quarterback de tu
equipo en el juego de la vida!
Soy tu Coach y te la doy tal como es.
Sólo hay un calendario de juegos durante toda la vida
y es un solo juego... Tú juegas el partido entero toda tu vida.
 
Tendrás un gran Backfield y mandaras señales. Tus
Otros tres compañeros, atrás de la línea, también tienen
Gran prestigio; se llaman: Fe, Esperanza y Caridad.
 
Jugarás detrás de una línea verdaderamente poderosa:
De un extremo a otro de ella se hallan: Honestidad,
Lealtad, Devoción, Deber, Respeto a ti mismo, Estudio,
Limpieza y Buena Conducta.
 
Los postes del Gol son las perladas puertas del Cielo.
 Dios es el Réferi y único árbitro. El hace todas las reglas
Y no hay apelación contra ellas.
 
Hay diez reglas básicas: Tú las conoces como los
“Diez mandamientos” y las aplicas de acuerdo con tu
propia religión.
Hay también una regla fundamental: “Lo que tu quisieras
Que otros hicieran por ti, hazlo tú por ellos”
En este juego, si llegas a perder el balón, pierdes
También el juego.
        ¡Aquí está el balón: es tu alma inmortal,
        estréchala contra ti!
Ahora, hijo, ¡Sal al campo y veamos qué puedes hacer
Con ella!