Kuthumi

   Entre las muchas encarnaciones del Amado Maestro Kuthumí, previas a Su ascensión, estuvo la de Gaspar, uno de los Tres Reyes Magos que siguieron la estrella a Belén.
  Fue también el erudito Griego, Pitágoras y más tarde, el Amado San Francisco de Asís  y San Martin de Porres.
  Por supuesto, estas no son sino unas cuantas de Sus encarnaciones. Kuthumí, junto con el gran El Morya, contribuyeron a la creación de la Sociedad Teosófica, y aquellos que deseen aprender las Leyes Espirituales de la Vida y por ello volverse más eficaces como instructores de su prójimo, recibirán mucha asistencia al enviar su amor y llamado del corazón al Amado Maestro Ascendido Kuthumí para que los ayude en su línea de servicio escogida.
  En las hermosas laderas ondulantes del interior de Kashmir, el Amado Señor Maitreya y Su pupilo, el Amado Kuthumi, mantienen un foco dedicado y consagrado al establecimiento de los principios de Amor Divino, como son expresados a través de los grandes instructores, educadores y líderes de las religiones del mundo de la raza humana. Aquí, en el Santuario Espiritual de Paz y Tranquilidad, los Hermanos y Hermanas de la Túnica Dorada se reúnen y se sientan a los pies del Señor Maitreya, Kuthumi y otros de la Hueste Ascendida. Ellos aprenden la forma de llevar el conocimiento verdadero y la manera más efectiva de enseñar tal conocimiento.
  Contamos con la enseñanza de este Maestro en el libro "El Gurú y el Chela" de El Puente a la Libertad, así como también en el clásico "A los pies del Maestro", del cual contamos con los comentarios que le hicieran A. Bessant y C.W. Leadbeater en "Platicas sobre el Sendero del Ocultismo, Vol. 1"