Hilarión

Una vez, hace tiempo, cuando el último remanente de la Atlántida se hundió bajo las olas del océano, ciertos sacerdotes y sacerdotisas de la Orden Blanca fueron instruidos de llevar sus Virtudes Divinas específicamente magnetizadas a otra superficie de la Tierra que permaneciera por encima del agua. Una de dichas virtudes divinas llevadas a salvo fue la Llama de la Verdad y el Maestro Ascendido HILARIÓN, quien entonces no estaba ascendido, se encontraba entre el grupo de corrientes de vida consagrada que fueron instruidas para llevar esa Llama.
  Este grupo zarpó hacia el Este a lo que ahora es la Península Griega y sus islas adyacentes. Allí, en una ceremonia de reverencia y devoción, ellos anclaron esta Llama de la Verdad en la Isla de Creta. Esta isla formaba parte de tierra firme, pero los cambios terrestres desde entonces la separaron de la misma. A lo largo de las edades, este Foco de la Verdad ha irradiado esa cualidad dentro de los planos emocional, mental, etérico y físico de la Tierra.
  El actual Custodio de esta Sagrada Llama es Hilarión, Chohán del Quinto Rayo, quien, en una encarnación previa en el tiempo del ministerio de Jesús, fuera San Pablo Apóstol.
  Los devotos de la Verdad construyeron en esta nueva ubicación en Creta un hermoso Templo, con un diseño similar al Templo en la Atlántida. Más tarde, este Templo fue destruido por quienes se rebelaron contra la Verdad y las disciplinas de Pureza y Armonía, de manera que hoy sólo permanece sobre la isla de Creta el bello Templo etérico de la Verdad. Aquí, Hilarión y la Hermandad de la Verdad continúan enseñando y expandiendo esta Virtud a través de la conciencia de quienes visitan el Templo durante la noche, en el cuerpo sutil mientras el cuerpo físico duerme.
  Contamos en castellano con la enseñanza directa de este Maestro en el libro "Pallas Atenea y el Maestro Hilarión hablan!", descargado a través de Geraldine Innocente.