LA REPRODUCCIÓN DEL PERRO

                                                                                   El celo
Muchas perras entran en celo por primera vez entre Los 9 meses y el año de edad, y en algunas razas de gran tamaño lo, hacen hacia los 18 meses. Como norma general, es mejor esperar el segundo celo para que la perra se desarrolle ya que así estará más madura.
Su perra atraerá a los perros durante 15 a 20 días. A lo largo de los primeros 8 a 10 días del celo, saldrán algunas gotas de un líquido sanguinolento a través de la vagina de la perra, aunque ello puede pasar desapercibido porque hay perras que se limpian muy concienzudamente y en tal caso lo único que apreciará Ud. es que la vulva está inflamada. Durante estos primeros días, la perra atraerá a los machos pero no los aceptará.
 
Momento de aparearse
A partir del décimo día desde el inicio del celo, la hembra ya aceptará al macho, y si solo va a producirse un apareamiento, elija este día, cuando la perra ya haya dejado de sangrar. De hecho hay un plazo de 8 a 10 días en el que la perra aceptará al macho, lo cual podrá apreciar porque adopta una posición arqueada con la cola elevada y mantenida horizontalmente hacia un lado. En estado natural, se producirán varios apareamientos durante un de 3 a 4 días. Sin embargo, la situación doméstica es algo diferente. Es posible que tenga que recorrer largas distancias para cruzar a la perra con su semental (suele llevarse la hembra al lugar de residencia del macho), y puesto que es importante que se apareen en un momento determinado, consulte con su veterinario para determinar el momento más adecuado Intente que la perra tenga uno o dos días para que corra y juegue con el macho, procurando acercarse a la situación natural de forma que pueda desarrollarse por completo el cortejo preliminar.
El apareamiento puede ser prolongado de 10 a 30 minutos. Debido a sus características anatómicas y fisiológicas, los perros se ''enganchan'' durante veinte minutos o más y cuando el macho ha desmontado, a menudo, macho y hembra permanecen juntos aunque mirando en direcciones opuestas. Esto es normal, y  no debe tratar de separarlos. Sin embargo, el apareamiento puede tener éxito sin este "enganche" o "nudo", por lo que no debe desanimarse si no se produce. A partir de este momento, debe estar  con su veterinario que podrá hacer el diagnóstico de gestación aproximadamente al cabo de un mes.
Algunas perras desarrollan una falsa preñez o pseudo preñez, en la que muestran signos fisiológicos típicos del embarazo sin que sea así; incluso llegándose a producir leche en las mamas. En tal caso consulte con su veterinario.
 
Gestación
La gestación de la perra dura aproximadamente 63 días. Si las crías son grandes, este periodo puede acortarse un poco.
Durante las seis primeras semanas de gestación, la perra deberá recibir sus cantidades habituales de alimento, y sólo en las tres últimas semanas deberá incrementarse en un 25%. Si está  utilizando un producto especializado para esté estadio, no necesitará aportarle ningún suplemento adicional. De cualquier forma, consulte con su veterinario todos los detalles del manejo de esta nueva situación y hágale hacer ejercicio, ya que una buena forma física es importante de cara al parto. En esta etapa de la vida puede ofrecérsele a la hembra alimento para cachorros.
El embarazo se manifiesta como un abultamiento progresivo de la zona abdominal, acompañado de la dilatación de las mamas y cambios en los pezones, que aparecen más grandes y rosados. Estos síntomas son mas evidentes si la perra es primeriza.
 
Preparación del Parto
A pesar de que muchas perras se las arreglan solas, es aconsejable vigilar que todo vaya bien. en el momento del parto, para prestar su ayuda en caso necesario. Establezca contacto su veterinario para poder recurrir a sus servicios dentro o fuera de su horario habitual.
En esta primera fase, la perra busca un lugar tranquilo, se muestra inquieta e inapetente, al mismo tiempo que su respiración es superficial la temperatura corporal baja a 37 grados C y se lame la vulva a menudo. Esta fase dura algunas horas y en ella se produce la dilatación cervical y la hembra necesita un ambiente tranquilo e "íntimo". No debe  interferir si las cosas siguen su curso natural.
El Parto
El parto se inicia con Los primeros esfuerzos de la perra en sus contracciones para expulsar al primer cachorro, que ya está situado en el "canal del parto". Antes de que pasen las dos horas posteriores a la primera contracción, nacerá el primer cachorro. En caso contrario AVISE AL VETERINARIO.
Los cachorros suelen nacer con todas sus bolsas membranosas. Se trata de la placenta, que es de un color verdoso. Normalmente no verá este color hasta después de que el cachorro haya nacido. En algunos casos, la bolsa se rompe durante el parto, y la placenta -que está unida al cachorro por el cordón umbilical sigue al cachorro. A veces nacen dos o tres cachorros hasta que aparecen las placentas. Trate de controlar que hayan tantas placentas como cachorros, pero deje que la perra se coma alguna si quiere hacerlo; ello es bastante normal y ayuda a la hembra. La perra quitará las placentas a sus cachorros desgarrándolas con sus dientes y cortando el cordón umbilical. Ayúdela sólo si parece que descuida a algún cachorro. A continuación límpielo vigorosamente con una toallita hasta que chille con fuerza.
Entre un nacimiento y otro suele haber un de descanso, normalmente de unos 20 minutes. Si la perra hace esfuerzos durante dos horas sin que nazca ningún cachorro, AVISE AL VETERINARIO.
 
Los cachorros sanos y vivaces, querrán mamar casi inmediatamente, y buscarán el color de la madre y de la camada. Tenga en cuenta que en los primeros días de su vida, no son capaces de regular su propia temperatura, y  deberá asegurarse de que estén en el ambiente cálido que la perra les proporciona.
Es una buena idea que el veterinario haga un examen postnatal.
El periodo de la lactancia dura 6 semanas. El destete se deberá iniciar hacia la 4ª semana ofreciendo a los cachorros un sólido. Así también permitiremos que la madre no sufra tanto desgaste. Es recomendable que la hembra se alimente durante esta etapa con un alimento para cachorros; el consumo de alimento) por parte de la madre, será bastante más elevado que en cualquier otra etapa de su vida