Shar-Pei

En inglés se le conoce por “Chinese Shar-Pei”.

HISTORIA;
En tiempos recientes el Shar Pei estuvo muy cerca de desaparecer. A mediados del siglo XX en China los propietarios de estos perros tenían que pagar impuestos ya que se estimaba una perdida de recursos el alimentar un perro. En la década de 1960 sus números eran tan reducidos que se le llegó a considerar la raza de perros más rara del mundo.

El Perro Chino de Pelea, como se llamaba, está basado en cruces de molosos y razas nórdicas. La lengua azul es un detalle que comparte con el Chow Chow, quien evidentemente ha contribuido al aspecto del Shar-Pei. Para los habitantes de las provincias sureñas chinas (Dah Let y Kwantung), los perros no eran solamente gladiadores para los combates en pista para diversión de los espectadores; esa era su tarea nocturna. Durante el día cazaban, pastoreaban y protegían a los chinos, quienes por la noche formaban la reunión en los "pits" (pistas de pelea). La piel sobrante constituye una ventaja sobre el contrincante, a quien le resultaba más difícil morder y agarrar. Pese a la opinión sicológica de que el Shar-Pei era agresivo y no necesitaba ser provocado para atacar, esta raza tuvo poco éxito en los "pits", precisamente porque el contrincante no podía con él, y perdía el interés en seguir la pelea. Siendo perros inteligentes y sobrios, los Shar-Pei se dejaron de usar para la pelea, y fueron sustituidos por perros más del tipo Bull. Al prohibirse en China la tenencia de animales domésticos, la raza prácticamente quedó extinguida. Matgo Law, un criador dedicado al Shar-Pei, consiguió interesar a los occidentales por la raza, y así pudo ser salvada de la extinción.

ORIGEN:
Esta raza es originaria de China. Existen dos versiones de la procedencia de este perro. Una de estas versiones estima que proviene de sur de China. La otra versión lo lleva a las alturas del Tibet. Realmente no se sabe con toda seguridad. Lo que sí se sabe es que es una raza más antigua, al menos habiendo sido establecida hace unos dos mil años.

CUALIDADES: De acuerdo a los expertos el mayor problema que tiene esta raza empleada como mascota es la posibilidad de que se lo roben. Es un perro inteligente y tranquilo. Demuestra ser muy cariñoso con todos en la familia y a pesar que mira a los extraños con cierta reservación, después de un rato es amistoso con las visitas. Usualmente, cuando la introducción es apropiada no tiene problemas con otras mascotas. Aunque hay que tener cuidado porque pueden ser agresivos, sobre todo los machos. Este es uno de esos perros que ensaliva toda la casa. Algunos de ellos también roncan.

DESCRIPCIÓN; Con su aspecto único y muy poco perruno, el cachorro de Shar-Pei con su abundante piel, que le parece sobrar por todos lados, es una raza extremadamente llamativa. Un cachorro de Shar-Pei parece algo así como un pequeño hipopótamo, o cerdito arrugado en miniatura. Su piel demasiado grande, arrugada y colgando, sólo es un detalle de las peculiaridades de la raza; un paladar y lengua de color azul (casi negra); hocico ancho, con grandes belfos: orejas triangulares y equilaterales, que cuelgan bien pegadas a la cabeza; los caninos bien curvados. La cabeza es grande en comparación con el cuerpo, que es de tamaño mediano y fuerte.

CABEZA: Grande, ancha. La piel con muchos pliegues.
OJOS: Pequeños.
STOP: El “stop”, parte frontal de la cabeza debajo de la frente, es moderado.
HOCICO y BOCA: El hocico es ancho. La mordida es de tijera (al cerrar la boca los dientes de abajo descansan en la parte interior de los de arriba). El largo de la cabeza es aproximado el mismo que del stop a la punta de la nariz.
OREJAS: Cortas, triangulares. Caídas hacia adelante.
PECHO: Ancho.
PELO: El pelo es corto. La piel tiene muchos pliegues y es de textura áspera, por eso dicen que se le llama “Shar Pei”, lo cual quiere decir “piel de arena”.
EL COLOR ES SOLIDÓ: Se le permiten sombras en parte del cuerpo siempre que sean del mismo color, leonado, chocolate, crema, rojo o negro.
COLA: No muy larga. Curvada. La mantiene alta.
ALTURA: A la cruz o los hombros: La altura es de 41 a 51 cm (aproximado de 16 a 20 pulgadas).
PESO: El peso es de 16 a 25 Kg (aproximado de 35 a 55 libras).
LONGEVIDAD: 10 a 11 años.
CARÁCTER;
Espabilado y orgulloso, el Shar-Pei es afectuoso con los suyos, pero reservado e independiente con los demás.
Sus cejas fruncidas no son reflejo de malas ideas; le encanta la compañía de las personas que se dedican a él. Pero evidentemente, no es un perro para todo el mundo, por muy irresistible que parezca. Son típicamente perros de un sólo dueño, y pueden resultar fuertes de carácter.
 
ENFERMEDADES:
Esta raza puede sufrir de varias enfermedades congénitas, entre la cuales se encuentra la displasia de la cadera y problemas respiratorios.