Setter irlandés

BREVE RESUMEN HISTÓRICO :

El Setter Irlandés Rojo fue desarrollado en Irlanda como perro de trabajo para la caza. La raza derivó del Setter Irlandés Rojo y Blanco y un perro rojo sólido desconocido. En el siglo XVIII tenía un tipo claramente identificable. El Club del Setter Irlandés Rojo fue establecido en 1882 para promover la raza. El Club publicó el estándar de la raza en 1886, y ha organizado pruebas de trabajo y exposiciones para establecer el estándar desde esa época. En 1998 el Club publicó el estilo de trabajo para la raza. El estándar y el estilo de trabajo juntos describen la forma física y la habilidad de trabajo de la raza. El Setter Irlandés Rojo ha evolucionado a través de los años transformándose en un perro duro, saludable e inteligente, poseedor de gran habilidad para el trabajo y gran vigor.
 
 
CARACTERÍSTICAS:
 
Cabeza: Es larga y delgada; sin tosquedad a nivel de las orejas. Hocico y cráneo de igual longitud y en planos paralelos.

Cráneo : Tiene forma ovalada (de una oreja a la otra). Teniendo bastante espacio para el cerebro y la protuberancia occipital bien definida.

Trufa : Color caoba o nogal oscuro, o negro. Las narinas son anchas.
Hocico: Moderadamente profundo, y casi cuadrado al final. Largo, desde la depresión naso-frontal hasta la punta de la trufa.
Labios: Belfos no colgantes.
Mandíbulas / Dientes: Mandíbulas aproximadamente de la misma longitud. Mordida en tijera.
Ojos: Color avellana oscuro o marrón oscuro. No deben ser demasiado grandes.
Orejas: De tamaño moderado y textura fina, de implantación baja y hacia atrás. Caen formando un nítido doblez cerca de la cabeza.
Cuello: Moderadamente largo, muy musculado, no muy grueso, algo arqueado. Sin tendencia a tener papada.
Cuerpo: Proporcionado al tamaño del perro

Pecho : Profundo, bastante estrecho en el frente, costillas bien arqueadas dejando bastante espacio para los pulmones.

Lomo : Musculado y levemente arqueado.

Sus patas: delanteras son fuertes y nervudas; las patas traseras son largas y musculosas en la parte alta y cortas y fuertes en la baja.
La cola: Moderadamente larga ; proporcionada con el tamaño del cuerpo. Inserción más bien baja, fuerte en la base y va disminuyendo hasta la punta. Porte al mismo nivel de la línea superior o más baja.
El pelaje: Es corto y fino sobre la cabeza, la parte delantera de las extremidades y la punta de las orejas. En otras partes del cuerpo y en las extremidades es de longitud moderada, liso y carece en lo posible de ondas o rizos. Presenta fleco largo y sedoso en la parte superior de las orejas, en la parte posterior de las extremidades delanteras y traseras el pelo es largo y fino ; pelo abundante en el vientre, formando fleco que puede extenderse hasta el pecho y la garganta. Los pies presentan flecos entre los dedos. El fleco en la cola es moderadamente largo y decrece su longitud al aproximarse a la punta. El pelo que forma los flecos es siempre liso y chato.

Color: Castaño subido, sin rastro de negro. Blanco en el pecho, la garganta, o los dedos. Puede presentar una pequeña estrella en la frente, o una raya estrecha o lista blanca en la caña nasal o la cara. Esto no será motivo de descalificación.

Altura a la cruz :
Machos : 58 a 67 cms. (pulgadas 23 a 26,5).
Hembras : 55 a 62 cms. (pulgadas 21,5 a 24,5).
COMO MASCOTA: El Setter Irlandés se caracteriza, sobre todo, por ser un animal amigable, cariñoso y muy activo. Su carácter atlético hace que este sea un perro ideal para alguien deportista, al que le guste salir a disfrutar de la naturaleza en su tiempo libre. Y es que, conviene saber que el Setter necesita abundantes dosis de ejercicio; puesto que es un gran atleta y es necesario para su salud. Se recomienda que el perro realice al menos una hora de ejercicio diaria. Para conseguir una correcta educación, es necesario tratarle con cariño y tener siempre en cuenta que el Setter es un perro muy seguro de si mismo, lo cual no significa necesariamente que no necesite un estrecho contacto con sus amos.

Si se combina el cariño con una correcta educación del perro, se conseguirá que este sea obediente, amable y protector con sus amos. También, hay que procurar que el animal cuente con un amplio espacio donde poder correr, debido a su carácter enérgico y nervioso. Además, este perro es muy recomendable en aquellas casas en las que haya niños pequeños con los que el perro pueda compartir sus juegos, ya que es un animal ideal para vivir en familia.

Aunque el Setter es un gran amigo de sus dueños, no se lleva nada bien con los extraños y se caracteriza por su inteligencia y su capacidad para proteger aquello que se encuentra en su entorno.

APARIENCIA GENERAL : Castizo y atlético, lleno de calidad, de expresión gentil. Balanceado y proporcionado.  Astuto, inteligente, enérgico, afectuoso y leal.

Longevidad: El Setter es un perro que vive aproximadamente entre 18 y 20 años

Salud y mantenimiento: Para mantenerle sano conviene, en primer lugar, saber que necesita hacer ejercicio diario, al menos una hora, debido a su carácter atlético y deportivo. Ese es el principal elemento que requiere el Setter, el ejercicio, pero además conviene tener en cuenta otros cuidados típicos de los perros que en el Setter Irlandés también se hacen necesarios. Uno de ellos es el cepillado, que debe ser bastante habitual debido al pelo largo, liso y fino, que posee esta raza. Asimismo, es conveniente cortarle las usas con regularidad e inspeccionar sus orejas con el fin de detectar una posible infección con tiempo suficiente.