SCHNAUZER GIGANTE 

   (Riesenschnauzer)

Origen: El Schnauzer Gigante proviene, al igual que el Mini, del Schnauzer Standard o Mediano.
Este último era criado, probablemente hace unos 500 años, en las zonas agrícolas de Wüttemberg y los alpes de Baviera, al sur de Alemania.
Era utilizado en un principio como perro pastor, y fue representado a menudo por artistas de la época.
Convivía con los caballos y mantenía los establos libres de roedores y alimañas.
Con la intención de obtener un perro con las mismas características pero de mayor tamaño,  algunos criadores cruzaron Schnauzers Medianos con varios perros grandes, entre ellos el Alano Negro y el Boyero de Flandes, obteniendo así lo que fue el antecesor del actual Schnauzer Gigante.
Desarrollado específicamente para trabajo, con su doble y densa capa de pelo era apto para resistir las duras condiciones climáticas alpinas, y su habilidad e inteligencia hicieron que los ganaderos lo utilizaran no sólo para controlar el ganado, sino también para proteger el hogar y la familia.
     Ya en el siglo XX, se lo comenzó a utilizar como perro de guardia en cervecerías y carnicerías y fue en esa tarea donde el Gigante se destacó notablemente.
Justo antes de la primera guerra mundial se lo había comenzado a entrenar para trabajos de policía en Berlín y en otras importantes ciudades.
En 1925 se le dio la clasificación de "perro de trabajo" justamente por esa habilidad, la cual sigue siendo hasta el día de hoy su principal ocupación.
Durante ambas guerras ha actuado en las trincheras, como mensajero y ayudando a la Cruz Roja.
 
Características: El Schnauzer Gigante es un perro de gran porte, con una singular belleza física y cualidades psíquicas extraordinarias, extremadamente inteligente, equilibrado, enérgico y fuertemente territorial. Es sensible, responsable, leal y será fiel devoto de Ud. y su familia por el resto de su vida.
     Es esencialmente un perro de guardia, siente que su trabajo es proteger el hogar y la familia.
Ud. no necesitará entrenarlo para eso, es un instinto que trae naturalmente.
Estará atento a todas las personas que entran y salen de la casa, expresando cautela y desconfianza.
No es uno de esos perros que saltan y se menean con todo el mundo.
Sin embargo aprende rápidamente a distinguir entre extraños y conocidos, y recibe afectuosamente a estos últimos.
     De personalidad arrolladora, jamás pasa inadvertido.
El tiene que ser el numero 1 de la casa de la casa.
También son rasgos típicos de su carácter la forma intrépida de arriesgarlo todo, acompañado de calma y circunspección, y la incorruptible fidelidad hacia su amo.
Es obediente, fácil de entrenar y aprende rápidamente y con facilidad lo que se le enseña.
Es un perro muy sensible, y observador de los distintos estados de ánimo de su amo.
Disfruta estar físicamente cerca suyo e involucrarse en su vida tanto como le sea posible.
     El Schnauzer Gigante es un animal enérgico, necesita hacer ejercicios, caminar, correr, jugar, nadar (le encanta) y si bien no pierde grandes cantidades de pelo, también debe ser cepillado y aseado regularmente.
Además de ser un perro de guardia y defensa, es un excelente compañero, juguetón y complaciente con los niños, razón por la cual cada vez más familias lo incorporan como perro de compañía.
     Sólo quién pueda observar detenidamente sus ojos, con esa mirada vivaz, pícara, profunda y conmovedora, podrá llegar a interpretar el espíritu y el alma de un Schnauzer Gigante.

TEMPERAMENTO Y COMPORTAMIENTO : Rasgos típicos son su excelente temperamento equilibrado y su incorruptible fidelidad al amo. Posee órganos de los sentidos altamente desarrollados. Es prudente, aplicado, fuerte, perseverante y tiene gran poder de recuperación rápida frente a las enfermedades y cambios de clima. Por su natural equilibrio y seguridad en si mismo es un excelente perro de compañía, deporte, utilidad y trabajo.

Cabeza: Potente y larga, de forma rectangular. Mandíbula con musculatura bien desarrollada. Línea superior de la cabeza paralela a la caña nasal. Hocico robusto que termina en un cono truncado, con trufa gruesa, esponjosa y negra: Labios bien adheridos y negros. Dentadura fuerte, completa y con forma de tijera.

Ojos: Ovalados y de color oscuro perfectamente dirigidos hacia adelante. No son visibles las conjuntivas

Orejas: De inserción alta, pueden ser cortadas de modo que se mantengan erguidas.

Cuello: De inserción fuerte, con nuca robusta y arqueada. Piel bien adherida y sin pliegues.

Pies:Redondos (pies de gato), con plantas resistentes y duras, dedos bien unidos entre sí y uñas oscuras.

Cola: De inserción alta, no muy larga y generalmente cortada en la tercera vértebra, pero nunca más allá de la cuarta.

Pelaje: Duro y áspero parecido a la cerda y subpelo lanoso. En la cabeza el pelo es duro y corto, sin subpelo. Barba y cejas muy desarrolladas.

Color: negro o incluso sal y pimienta como el Schnauzer mediano.

Tamaño y peso:
Altura a la cruz: Machos y hembras desde 60 hasta 70 cm.
Peso: Machos y hembras desde 35 hasta 45 kg.

Cuidados generales: Los Schnauzers son perros fuertes y resistentes.
Soportan perfectamente el frío y casi parece no afectarles el calor.
Sin embargo, como seres vivos que son, requieren de ciertos cuidados que deberemos tener en cuenta.

Ejercicios: Son perros muy enérgicos y necesitan hacer ejercicios diariamente
para mantenerse saludables.
En el caso del Gigante, deberá contar con espacio suficiente para correr y jugar.
No es un perro que pueda vivir en espacios reducidos.
En el caso del Mini, si bien se adapta a cualquier lugar, también deberá contar con su cuota diaria de ejercicios, pudiendo reemplazar la falta de espacio con unas buenas caminatas.

Estética e higiene

El pelo
Los Schnauzers , debido a su tipo de pelaje, son perros que necesitan de constante cepillado, al menos una vez por semana, sobre todo en las partes de su cuerpo donde el pelo es más abundante (cejas, barba y patas). Dicho pelaje está compuesto por dos capas; la exterior, de pelo ligeramente alambrado y duro, y el bajo pelo, más denso y suave.
Este último, junto con el pelo muerto de la capa exterior, tienden a apelmazarse y anudarse, restándole belleza al animal además de causarle una molestia y posiblemente problemas de piel en el futuro, por lo tanto deberá ser removido.
Para mantener el característico “pelo de alambre” del Schnauzer, es necesario arrancar el pelo del perro a mano, mediante una técnica llamada “Trimming” o “Stripping”("Jalado" en español) que utiliza también peines y cuchillas especiales.
Para este tipo de trabajos, es recomendable utilizar los servicios de alguien especializado en el tema, principalmente si es para exposición.
No es recomendable bañar muy seguido a su perro si quiere mantener la adecuada textura de la capa.
Si lo hace, no es recomendable tampoco lavar con shampoo las partes bajas de las patas, basta con humedecerlas y al secar cepillarlas para eliminar el polvo y la suciedad.
Si su perro no va a ir a una exhibición canina se recomienda arreglarlo con máquina, que si bien no da los mismos resultados, le evitará una molestia innecesaria a su animal.

Ojos y orejas
Durante el aseo, dedíquele especial atención a ojos y orejas.
Con un algodón humedecido en agua tibia limpie la piel sucia y lagañas que pudiera tener alrededor del ojo.
Mantenga limpias las orejas (sólo las orejas) utilizando otro algodón humedecido en alcohol. Nunca profundice en el oído, y en caso de notar excesos de cera, inflamaciones, irritaciones, alta temperatura o mal olor, consulte a su veterinario.

Uñas
Deben mantenerse relativamente cortas, aunque no demasiado.
Es recomendable que no realice usted esta tarea si no cuenta con la suficiente experiencia, ya que podría lastimar al animal.

Dientes
Conviene cepillarle los dientes regularmente para que los mantenga en perfecto estado.
A partir
de una cierta edad es conveniente que el veterinario le realice cada tanto una limpieza general.

CON EL VETERINARIO. El corte de las orejas es preferible realizarlo cuando el perro cuenta entre sesenta y noventa días de vida.