MASCOTAS

San Bernardo

  • El San Bernardo es el noble gigante de los perros. Su fama en el auxilio de personas extraviadas en los altos Alpes es muy real y bien merecida. Algunos de estos perros salvaron a muchas personas en aquellas alturas durante las tormentas de nieve.

  • HISTORIA: Esta raza desciende de los mastines de las legiones romanas, o posiblemente del Mastín Tibetano; habiéndose estos ligado con los perros que habitaban en la región de Suiza donde se estableció la raza. A mediado del siglo XI es posible que ya el tipo o raza se encontraba definido, siendo usado en las fincas en los valles.
           El nombre actual lo recibe del hospicio San Bernardo en los Alpes suizos donde desde mediado del siglo XVII fue criado con el propósito de guiar a los monjes en la nieve y rescatar a los viajeros durante las tormentas. Se estima que más de 2,500 personas fueron salvadas por estos perros; a uno de los perros, Barry, se le atribuye haber rescatado cuarenta personas.
           A principios del siglo XIX los monjes del hospicio al linaje del San Bernardo le agregaron del Terranova para proveerle aun mayor tamaño y vitalidad. Fue de este cruce de donde surgió el San Bernardo de pelo largo. Esta variedad tuvo problemas con el hielo en el pelo y los monjes no la mantenían, regalando los cachorros a personas que vivían en los valles a menor altura.
           En 1882 el primer club del San Bernardo en el Reino Unido ya tenía competencias; tenemos entendido que se estableció en 1881 y diez años más tarde ya había ganado copas de campeonato. En 1884 se estableció el club suizo para esta raza. El 2 de Junio de 1887 fue reconocido el San Bernardo como raza Suiza y obtuvo un estándar obligatorio. El San Bernardo es el "perro nacional Suizo"".

    PROPORCIONES GENERALES: El San Bernardo es un perro gigante y masivo. Su constitución es al menos doble. Su forma es cuadrada; es tan alto como largo. Esta raza fue creada para trabajar en la nieve alta, requiriendo que sus extremidades sean proporcionales a su altura.

    APARIENCIA GENERAL: De expresión benevolente, digna e inteligente.

    CABEZA: Grande, masiva, redondeada.

    OJOS: Oscuros, de tamaño mediano. De mirada atenta pero no penetrante.

    STOP: El “stop”, parte frontal de la cabeza debajo de la frente, es moderado.

    OREJAS: Colocadas a la altura de los ojos. De tamaño mediano. Las mantiene caídas, pegadas a las mejillas.

    HOCICO: Corto. La trufa, o nariz, negra.

    PELO: Manto interior abundante. Manto exterior, dos tipos: Pelo corto: Relativamente corto, denso, liso, pegado al cuerpo, sin ser áspero al tacto. En la parte posterior del cuerpo el pelo puede ser ligeramente ondeado. Se nota más denso en los muslos. En la base de la cola el pelo es denso y más largo, siendo más corto hacia la punta. Pelo largo: De largo medio, de liso a ligeramente ondeado, siendo más notadas las ondas en la parte posterior del cuerpo. Se nota más denso en los muslos. En la cola el pelo es denso.

    COLOR DEL PELO: El color preferido es blanco con manchas castañas rojizas; las manchas pueden ser atigrado castaño rojizo y castaño rojizo amarillento (anaranjado).

    COLA: Larga, caída. Ligeramente arqueada en la punta. La punta no debe levantarse más alta que el dorso (espalda) cuando el perro está activo.

    ALTURA: A la cruz o los hombros:
    Los machos deben de medir al menos 70 cm (aproximado de 27½ pulgadas).
    La altura mínima de las hembras es de 65 cm (aproximado de 25½ pulgadas).

    PESO: El peso es de 68 a 90 Kg (aproximado de 120 a 200 libras).

    CAMADA: Usualmente la camada es de cinco a seis perritos. Se registran camadas de hasta 22 cachorritos.

    MASCOTA: El San Bernardo es perro grande, elegante y fuerte, extrovertido, su apariencia es amigable, pacífica, es un perro "bonachón". Es un perro en general manso y afectuoso, es muy leal y devoto a sus amos. Es un perro especialmente adecuado para los niños por quienes siente especial atracción, por esto es que recibe el apodo de "perro niñera". Es lo bastante grande para proteger con mesurada agresividad.
     Su disposición le permite adaptarse a la vida en apartamento, pero el tamaño es algo de considerar. Es mejor una casa con patio cercado.
    Recuerde que el consumo de comida de este perro puede ser una renta.
    Por su forma de ser ensaliva toda la casa. También ronca.
     
    Cuidados:
    El ejercicio debe ser moderado, sacándolo a caminar un rato todos los días. Al menos una vez a la semana se le debe llevar a caminar mayor distancia (sin extenuarlo y que sea el perro el que determine) y permitirle correr libremente (suelto o con correa larga) si así el perro lo desea.
    Una peinada diaria es suficiente para remover el pelo suelto. No soporta muy bien el calor. Necesita una educación temprana y firme.

    CACHORRITOS: Es un perro que necesita cuidado en su pelaje, especialmente en la cara, ojos y párpados, necesita hacer ejercicio (sin excederse) y espacio. Necesita dar y recibir amor.  Su compañía y alegría son favorables para la salud. Se necesitan dos cosas fundamentales en cuidado: Limpiarles las orejas y sacarles las lagañas. Traen mucho amor en la familia.

    LONGEVIDAD: El San Bernardo, siendo uno de los perros más grandes con mayor peso tiene una longevidad muy limitada en comparación con otros perros. Cuidado como es debido, ha de lograr de 8 a 10 años.

    ENFERMEDADES CONGÉNITAS: Displasia de la cadera, Problemas cardiacos, Dilatación gástrica.
     
    OTROS NOMBRES:
    El nombre de San Bernardo, con sus traducciones a los otros idiomas, fue dado oficialmente a esta raza de perros en 1880. Ya se le había llamado anteriormente, al menos desde 1833, por este nombre pero también se le llamaba por otros nombres.
    Al San Bernardo en inglés se le conoce por “St. Bernard”, también se le llamó “Alpine Mastiff”, “Hospice Dog” y “Sacred Dog”.
    En portugués se le llama “São Bernardo”.