PASTOR BELGA  GROENENDAEL

De las cuatro razas de pastores belgas, el Pastor Belga o Groenendael, en el presente goza de la mayor popularidad.

    Pastor belga, es una raza de perro de trabajo que recuerda al pastor alemán, existen cuatro variedades: pastor belga (Groenendael), Laekenois, Malinés y pastor belga Tervuerén. Estas variedades tienen características similares y sólo existen grandes diferencias en el color y el tipo de pelaje. El Groenedael, llamado así por la ciudad belga donde se desarrolló a finales del siglo XIX, tiene un pelaje largo y negro.

Historia: A finales del siglo XIX, existía en Bélgica un gran número de perros conductores de rebaños cuyo tipo era heterogéneo y sus pelajes eran de una gran diversidad. Con el fin de poner orden en esta situación, algunos cinéfilos (cinógrafos) apasionados constituyeron un grupo que tuvo como guía al profesor A. Reul, de la escuela de Medicina Veterinaria de Cureghem, quien puede considerarse como el verdadero pionero y fundador de la raza. El Pastor Belga nace oficialmente como raza entre 1891 y 1897. El 29 de septiembre de 1891, se funda en Bruselas el "Club del Perro de Pastor Belga" y ese mismo año, el 15 de noviembre, el profesor A. Reul logra reunir en Cureghem, 117 perros, lo que le permite llevar a cabo un censo y formar un grupo con los mejores ejemplares. En los años siguientes se comienza una verdadera selección, realizando una consanguinidad extrema sobre algunos sementales. * El 3 de abril de 1892, el "Club del Perro de Pastor Belga" redactó un primer estándar bien detallado de la raza. Se admitió una sola raza, con tres variedades de pelo. De todos modos, en esa época, el Pastor Belga era sólo un perro de gente humilde y por lo tanto una raza que carecía aún de prestigio. Por consiguiente, no es sino hasta 1901 que los primeros Perros de Pastor Belgas fueron registrados en el Libro de los Orígenes de la Société Róyale Saint Hubert (L.O.S.H.). En el transcurso de los años siguientes, los dirigentes cinéfilos aficionados al Pastor Belga se dedicaron tenazmente a unificar el tipo y corregir los defectos. Podemos afirmar que hacia el 1910 el tipo y el carácter del Pastor Belga estaban ya establecidos. A través de la historia del Pastor Belga, el asunto de las diversas variedades y de los colores aceptados ha dado lugar a muchas controversias. Por el contrario, en lo que concierne a la morfología, el carácter y la aptitud al trabajo, nunca ha existido desacuerdo alguno.

Características: El macho mide entre 60 y 65 cm. de altura a la cruz, la hembra mide de 55 a 60 cm. y pesa unos 23 kg. Tiene el cráneo aplanado, ojos despiertos de color castaño, orejas triangulares y erguidas, cuello redondeado, lomo, caderas y flancos robustos; su cola, de longitud media, es de porte bajo cuando el animal está en reposo, y elevada y curvada cuando está en acción. Todas las variedades de la raza son empleadas como perros pastores, guardianes o policías.
        Su docilidad permite que sean perros ideales para tener en familia, pues en general se llevan muy bien con los niños. Por lo general, son tímidos y responden únicamente a su dueño. Su memoria es especialmente privilegiada, por lo que resulta bastante fácil entrenarlos. Además, tienen un olfato altamente desarrollado.

CABEZA: Esta bien moldeada; es delgada y larga, aunque no en exceso. La longitud del cráneo y la del hocico son casi iguales; a lo máximo el hocico es un poco más largo, lo cual imparte un toque de acabado al conjunto.
Cráneo: De amplitud mediana, en proporción con la longitud de la cabeza. La frente es mas chata que redondo y la línea media es poco pronunciada. Visto de perfil, el cráneo se encuentra paralelo a la línea imaginaria que prolonga el hocico. Stop: Depresión naso-frontal moderada, aunque bien marcada.

Trufa: Es de color negro. Las ventanas de la nariz están bien abiertas.

Hocico: De longitud mediana. Disminuye gradualmente hasta llega a la nariz. La caña nasal es recta y vista de perfil, se encuentra paralela a la línea imaginaria que prolonga el cráneo. La abertura de la boca es grande y amplia.

Labios: Son delgados y bien unidos. Están bien pigmentados y no dejan ver el rojo de las mucosas.

Mordida: Las mandíbulas presentan dientes fuertes y blancos; están fuertemente y regularmente implantados en unas mandíbulas bien desarrolladas. La articulación es en forma de tijera, es decir, que los incisivos de la mandíbula superior deben deslizarse sobre los de la mandíbula inferior sobrepasandolos ligeramente, aunque sin dejar de tocarlos.

Ojos: De tamaño mediano; no son ni prominentes, ni hundidos. Tienen una leve forma almendrada y su color es pardusco; son preferiblemente oscuros y los bordes de los párpados son negros. La mirada es directa, alerta, despierta e inquisitiva.

OREJAS: Triangulares no muy grandes. Las mantiene paradas.

PELO: En la cara es corto, en el resto de la piel es de largo medio.

COLOR DEL PELO: Negro. Se permite un lunar o ligera raya blanco en el pecho.

COLA: Largo mediana con pelo largo. Cuando está tranquilo la cola cae de forma natural, siendo curvada hacia atrás. Una vez en acción la alza.

ALTURA:  A la cruz o los hombros:
Machos de 61 a 66 cm (aproximado de 24 a 26 pulgadas).
Hembras de 56 a 61 cm (aproximado de 22 a 24 pulgadas).

PESO: El peso es de unos 30 Kg (aproximado de 66 libras).

CAMADA: Usualmente la camada es de cinco a seis perritos. Se registran camadas de hasta 11 cachorritos.

LONGEVIDAD: Usualmente de 13 a 14 años.

OTROS NOMBRES:  Al Pastor Belga también se le llama “Ovejero Belga”. En inglés se le conoce por “Belgian Sheepdog” y “Groenendael”.

MASCOTA: Esta raza, al igual que los otros pastores belgas, es un excelente perro guardián dedicado a su trabajo de pastor. Son sumamente inteligentes y han llegado a destacarse en las competencias de obediencia. Pueden ser excelente mascotas pero requieren atención en esta capacidad. Sus requerimientos de ejercicio diario son imprescindibles. El pelo también debe de ser atendido diariamente.