Lhasa Apso
El perro sagrado del Tíbet
Fue llamado “perro león del Tíbet” porque existía una fuerte relación con el león por su melena de  pelo en el cuello y su carácter valiente. Entérate, “Apso” en idioma tibetano quiere decir completamente cubierto de pelo.
  Es originario del Tíbet, se menciona su aparición en la historia aproximadamente en el 8000 a. De C. Fue un animal que se utilizó como perro guardián de los monasterios y palacios de su país y era usado también para calentar los dedos de los pies del dalai-lama, el jefe dirigente espiritual y político del Tíbet. Tanto el león como el lhasa tuvieron una importancia religiosa para los habitantes de este país, quienes sentían una gran y notable admiración por el pequeño perro guardián y centinela del palacio.
 
 
ESTÁNDAR
OREJAS: Colgantes, aplastadas contra el cráneo y cubiertas de abundantes franjas.  
CUELLO: Es fuerte y bien arqueado, el cuello le ayuda a llevar la cabeza de forma elegante.
CABEZA: Está totalmente cubierta de pelo, que cae sobre los ojos en forma de cascada con tupidas barbas y bigotes.
COLA: Está bien cubierta de pelo, no demasiado corta y la lleva encima de la espalda formando una pequeña curva.
CUERPO: es más largo que alto, sus costillas están bien desarrolladas y arqueadas. Es un cuerpo compacto y da una sensación armónica .
 
 Actualmente es utilizado como perro de compañía y guardián.
 
   Cualidades generales
  Alzada: de 25 a 28 cm
  Peso: de 6 a 8 kg.
  Duración media de vida: 10 años.
  Carácter: son unos animales muy rudos, resistentes y soportan grandes cantidades diferenciadas de temperatura.
  Relación con los niños: Excelente compañía.
   Relación con otros perros: muy buena.
  Aptitudes: excelente compañía.
  Espacio vital: son adecuados para un apartamento, pero no para estar solos. En ese caso será mejor conseguirle una compañía de la misma raza.
  Alimentación: concentrado de alta calidad.
  Temperamento: se adapta con mucha facilidad, es afectuoso, fiel. Como tiene un agudo sentido del oído, te avisará de la presencia de cualquier extraño. Son además, juguetones, inteligentes y muy fáciles de adiestrar.
 
 Aspecto
Es un perro pequeño, pero sumamente fuerte, por lo tanto no debemos tratarlo como un perro desvalido o raro.  
Vale la pena mantener limpio y buen cuidado el pelaje del lhasa apso, él se sentirá de maravilla y tú orgulloso de él.  
Un ejemplar adulto llega a pesar de 6 a 8 kilos, teniendo en cuenta que pasa la mayor parte del tiempo echado, lo que hace que debamos controlar su alimentación.  
Tenemos un perro con muchísimo pelo, pero para mantener esa capa en perfectas condiciones y causar la admiración de muchos, debemos tener en cuenta que su pelaje requiere higiene y cuidados.