No basta sólo con tener el acuario limpio, con una piedra grande o una plataforma donde la tortuga de orejas rojas -una especie semi acuática-pueda descansar y secarse totalmente. Que reciba en su cuerpo la luz solar también es esencial para mantenerla saludable.