Descifrado genoma del perro
 
    Científicos del Instituto de Investigación Genómica y el Centro para el Avance de la Genómica (ambos en Rockville, Estados Unidos) lograron realizar una primera versión del mapa genético del perro. El estudio, publicado por la revista Science, determinó que humanos y caninos compartimos al menos 18.000 genes.

    Los investigadores utilizaron a la mascota del científico Craig Venter, un poodle llamado Shadow, para realizar esta primera versión que abarca un 80% de los genes del perro. Venter admitió que el mapa no es tan meticuloso como los elaborados para el ratón y el hombre, pero asegura que aporta mucha información acerca del genoma canino.

    De hecho, los científicos identificaron 974.400 polimorfismos nucleótidos simples (SNP, por sus siglas en inglés), que son pequeños cambios en el código genético. Dichas variaciones podrían explicar aspectos como las diferencias de rasgos entre las diversas razas y la tendencia a la enfermedad.

    El estudio sirvió también para confirmar la utilidad del método de secuenciado parcial de shotgun como sistema rentable y eficiente de análisis de genomas eucarióticos grandes. Este nuevo método es mucho más rápido que el utilizado en el trazado del mapa genético de humanos, ratones y moscas de la fruta.

    Venter explicó que el nuevo método ofrece una forma más rápida de observar a otros mamíferos puesto que dispone de nuevas referencias para comparar. “Una vez que desciframos el genoma humano y del ratón, todos los otros genomas de mamíferos podrían trazarse a partir de ellos”, agregó el científico.
 
 

Más próximos al perro

Comparando los datos obtenidos en está investigación sobre el genoma canino con la secuencia genética del ser humano, los científicos pudieron obtener varias conclusiones. La primera es que el linaje del perro fue el primero en divergir del ancestro común que tienen todos los mamíferos.

Otra conclusión del estudio es que el 25% del genoma canino (unos 18.000 genes) es similar al humano. En efecto, según los investigadores, ambas especies comparten alrededor de 650 millones de pares de base de ADN, incluyendo fragmentos de genes ortólogos putativos, que son homólogos con una misma función en organismos diferentes.

Tomando en cuenta que se han identificado 24.000 genes en el hombre, se concluye que 75% de los genes humanos están presentes en los perros, lo cual hace que los canes sean más próximos a los humanos que los ratones. Sin embargo, los científicos han descartado que este parecido genético convierta a los perros en “conejillos de indias”.

Stephen O’Brien y William Murphy, del Instituto Nacional de Cáncer, confirmaron que los ratones siguen siendo el estándar para los experimentos que se realizan en los laboratorios. “El estudio del genoma del perro nos revelará más cosas sobre el "ser perro" que sobre la humanidad”, agregaron los dos científicos.