Buldog INGLES


Perro guardián. Perro de policía, auxiliar militar. Perro de compañía.

  Raza de perro utilizada a menudo para representar a Gran Bretaña y a los británicos. Se desarrolló en Inglaterra en el siglo XIII con la finalidad de obtener un tipo de perro con la ferocidad y el valor necesarios para el Bull Baiting (antiguo juego que enfrentaba en lucha a perros y toros). En 1835, el Bull Baiting fue prohibido y comenzó la cría selectiva de esta raza para eliminar su agresividad.
ASPECTO GENERAL:
El bulldog tiene un cuerpo pesado y rechoncho, inclinado hacia abajo. Presenta una cabeza maciza, paletillas anchas, patas delanteras cortas, rectas y robustas, patas traseras largas y un pelaje, corto y liso, de textura fina. Son características sus orejas pequeñas y delgadas, implantadas en lo alto de la cabeza, la trufa ancha y grande y un pecho amplio y hundido. La mandíbula inferior sobresale, lo que impide al perro soltar lo que ha mordido. La cola es recta o en ganchillo, pero no rizada, y de porte bajo. El color varía: algunos presentan manchas rojas y otros son de diversos colores o blanco puro. Los machos adultos pesan alrededor de 25 kg y las hembras unos 21 kg. El bulldog norteamericano es algo menos pesado.

CARACTERÍSTICAS: Da la impresión de ser un perro decidido, vigoroso y activo.

TEMPERAMENTO: Vigilante, audaz, leal, confiable, valiente, de apariencia feroz, pero de una naturaleza afectiva.

CABEZA Y CRÁNEO: La circunferencia del cráneo es grande y debe medir (delante de las orejas) aproximadamente lo mismo que la altura del perro a la región de la cruz. Visto de delante, el cráneo debe aparecer muy alto a partir del ángulo del maxilar inferior hasta la vértice del cráneo y también muy ancho y cuadrado. Las mejillas bien redondeadas extendiéndose hacia los lados, más allá de los ojos. Vista de lado, la cabeza debe aparecer muy alta y muy corta entre el occipucio y la punta de la nariz. La frente debe ser plana, con piel suelta y arrugada encima y alrededor de la cabeza, sin sobresalir de la piel de la cara. Los huesos frontales deben ser sobresalientes, anchos, cuadrados y altos, con una cavidad profunda y ancha entre los ojos. Desde el stop, un surco que debe ser ancho y profundo y extenderse hasta la parte media del cráneo y continua hacia el vértice del mismo.

La cara medida desde los pómulos hasta la nariz debe ser corta, la piel con arrugas. El hocico debe ser corto, ancho, volteado hacia arriba y muy profundo desde el ángulo del ojo hasta la comisura de los labios. La nariz y las fosas nasales deben ser grandes, anchas y negras, y bajo ninguna circunstancia deben ser de color hígado, rojo o café; la punta de la nariz se inserta hacia atrás en dirección a los ojos. La distancia entre el ángulo interior de los ojos (o del centro del stop entre los ojos) hasta la punta de la nariz no debe exceder a la distancia que hay de la punta de la nariz al borde del labio inferior. Las fosas nasales deben ser grandes y anchas, con una línea de separación vertical derecha y bien definida. Los belfos gruesos, anchos, colgantes y muy profundos, caen por completo a los lados del maxilar inferior, pero no adelante, uniéndose al labio inferior en el frente y cubriendo completamente los dientes. Los maxilares deben ser anchos, macizos y cuadrados, el inferior debe sobresalir considerablemente más del superior y voltearse hacia arriba. Vista de frente, las varias cualidades de la cara deben estar igualmente equilibradas a ambos lados de una línea imaginaria que la divide al centro.

OJOS: Vistos de frente, se les mira colocados bajos en el cráneo, lo más alejados de las orejas. Los ojos y el stop deben estar en la misma línea recta perpendicular al surco frontal. Deben estar colocados ala misma distancia posible entre si, no obstante los ángulos externos deben estar dentro de la línea de las mejillas. De forma redondeada, tamaño moderado, ni hundidos ni saltones, de color muy oscuro - casi negro - no deben mostrar lo blanco (conjuntiva) cuando el perro mira directamente hacia adelante.

OREJAS: De implantación alta, es decir, el borde delantero de cada oreja (cuando son vistas de adelante) debe tocar el contorno del cráneo en su marco superior, de manera que se coloquen lo más separadas entre si y parezcan colocadas lo más alto y lo más lejos posible de los ojos. Deben ser pequeñas y delgadas. La forma Llamada "orejas de rosal es correcta, es decir, las arrugas internas dirigidas hacia atrás y el borde superior o delantero curvado hacia afuera y hacia atrás, dejando ver una parte del interior del canal auricular.

HOCICO: Los maxilares son anchos y cuadrados y deben tener seis incisivos pequeños alineados regularmente entre los caninos. Los caninos están muy distanciados entre si. Los dientes grandes y fuertes no deben ser visibles cuando cierra la boca. Visto de adelante, el maxilar inferior debe estar directamente debajo y paralelo respecto al superior.

CUELLO: De longitud moderada (más bien corto que largo), muy grueso, profundo y fuerte. Bien arqueado en su línea superior, con abundante piel gruesa y rugosa alrededor de la garganta, formando una papada en cada lado desde el maxilar inferior hasta el pecho.

EXTREMIDADES ANTERIORES: Hombros amplios, oblicuos y profundos, muy potentes y musculosos, dando la impresión que están "enclavados" en el cuerpo.
Pecho ancho, redondo y muy profundo desde los hombros a la parte inferior, donde se junta en el esternón. Bien descendido entre los miembros anteriores. Debe tener un diámetro grande, y debe ser redondeado detrás de los miembros anteriores (no debe ser aplanado a los lados, las costillas bien redondeadas). Las extremidades anteriores son muy firmes y fuertes, bien desarrolladas, separadas entre si, gruesas, musculosas y derechas; trazan un contorno bastante arqueado, pero los huesos de las piernas deben ser grandes y rectos; no deben ser curvadas ni desviadas; deben ser cortas con respecto a las extremidades posteriores, pero no tan cortas que hagan al dorso verse largo o disminuya la actividad del perro y por lo tanto lo incapaciten.
Los codos deben ser bajos y muy separados de las costillas. Los metacarpos cortos, rectos, y fuertes.

CUERPO: Pecho amplio, redondeado a los lados, protuberante y profundo. La espalda debe ser corta, fuerte, ancha en los hombros y relativamente más estrecha en la región renal. Debe presentar una leve cavidad detrás y cerca de los hombros (parte más baja); de este punto la espina dorsal se eleva hacia la región renal (la parte superior debe ser más alta que la parte superior de los hombros) y desde aquí se curva de nuevo bruscamente hacia la cola formando un arco (llamada espada de rueda) que es una característica típica de la raza. El cuerpo debe tener las costillas bien definidas hacia arriba y atrás, el abdomen retraído y no colgante.

EXTREMIDADES POSTERIORES: Los miembros posteriores deben ser grandes y musculosos, proporcionalmente más largos que los anteriores, de modo que eleven la región renal. Los corvejones ligeramente curvos, bien descendidos; la pierna debe ser larga y musculosa desde región renal hasta los corvejones (articulaciones tibio-tarsianas). La región inferior debe ser corta, recta y fuerte; la rodilla debe ser redonda y ligeramente vuelta hacia afuera; los corvejones se aproximan y los pies posteriores se desvían hacia afuera.

PIES: Los pies anteriores rectos y ligeramente vueltos hacia afuera, de tamaño mediano y moderadamente redondeados. Los posteriores redondeados y compactos. Los dedos deben ser compactos y gruesos, bien separados, lo que hace que los nudillos sean protuberantes y altos.

COLA: De implantación baja, saliendo algo recta y luego doblándose hacia abajo. Redonda, lisa y desprovista de flecos o pelo duro. De tamaño moderado, más bien corta que larga, gruesa en la base, afinándose rápidamente para terminar en una punta pequeña. Debe llevarla abajo (sin una curva hacia arriba en la punta) y nunca llevarla sobre la espalda.

MOVIMIENTO: Particularmente pesado y contraído, pareciera que da pasos cortos, y rápidos sobre la punta de los dedos. Los pies posteriores casi no los levanta y parece que rozan el suelo, moviéndose con uno o el otro hombro más bien hacia adelante.

PELO: El pelo es de textura fina, corto, compacto y liso (la sensación de dureza se debe a que es corto y compacto, pero no de alambre).

COLOR: De un solo color o manchado (es decir de un color sólido con máscara u hocico negro). Los colores sólidos únicamente permitidos (que deberán ser brillantes y puros en su variedad) son, por ejemplo, los blancos, los rojos en sus varias tonalidades, leonados pálidos, etc., blanco y moteado (es decir, una combinación de blanco con cualquiera de los colores anteriores).

TALLA:
ALTURA:  de 30 a 40 cm.
PESO: macho de 24 a 25 kg., Hembra de 22 a 23 kg.

CONSEJOS: Se acomoda a la vida urbana, siempre que pueda hacer ejercicio de forma regular. Soporta mas el calor fuerte. Hay que cepillarlo a diario. Hay que controlar los pliegues de la cara para evitar irritaciones.