Alimenta bien a tu mascota
 
 

 

 

Alimentación
En primer lugar, debemos olvidarnos de los gustos humanos, y no tener en cuenta la variedad. Los perros no son selectivos con la comida y comerán aquello con que se los acostumbre. Por lo tanto, se deberá elegir el mejor alimento balanceado acorde a nuestras posibilidades (nada mejor que consultar a su veterinario) y darle dos raciones diarias en el adulto según el peso y tamaño del animal.
En el caso de los cachorros, se les podrá dar de tres a cuatro veces por día al principio,
para luego ir disminuyendo gradualmente hasta llegar a dos comidas diarias.
No olvide que en esta etapa de la vida de su perro, una buena alimentación es vital,
por lo tanto es necesario que consulte a su veterinario, quién le indicará mejor que nadie si hace falta también incluir en la dieta algún complejo vitamínico, complementos nutricionales, etc.                                                                                              

 
Recomendaciones:
 Ajusta, en lo posible, las raciones diarias que recomiende el veterinario, según peso, actividad y edad.
 
 No le des de comer a tu perro lo mismo que tú.
 
 No introduzca cambios bruscos en su dieta, ni la varíes constantemente.
 
 Proporciona al animal abundante agua fresca y limpia.
 
  Infórmate sobre las distintas marcas de alimentos preparados a la hora de elegir un producto de calidad.
 
  No añada ningún tipo de suplemento a los alimentos preparados, ya que éstos viene adaptados a las necesidades de su mascota.
 
  Aleje a tu mascota de los huesos de pollo.
 
 Divide la ración diaria en dos tomas, como mínimo.
 
 No sometas a tu perro a dieta para que baje de peso sin la evaluación médica correspondiente, ya que existen concentrados específicos para tal fin.
 
 Si tu perro deja de comer el concentrado habitual, consulte con tu veterinario antes de realizar algún cambio.