EL SOL Y LAS RANAS
Jean de la Fontaine
 
Las Ranas decidieron celebrar un consejo. Estaban muy asustadas. El Sol había dicho que iba a cambiar su rumbo. Que sólo calentaría la Tierra durante seis meses al año; los otros serían de oscuridad y frío.
---¿Qué será de nosotras? -alegaban consternadas-; se secarán las charcas, los ríos...No podremos echarnos panza arriba a calentarnos; desaparecerán los insectos que nos alimentan. ¡No es justo! ¡Tenemos que protestar seriamente!
Elevaron sus clamores, y entonces una voz les respondió:
---¿Sólo por ustedes...por su bienestar, desean que el Sol siga alumbrando y calentando la Tierra todo el año?
---¿Y por qué tenemos que desearlo por alguien más? -contestaron sorprendidas.
 
Así sucede. Somos tan egoístas que sólo pensamos en nosotros mismos.