Son muchas las cosas que los niños aprenden con la guía de la educadora, quien se da a la tarea de preparar y prever ambientes de aprendizaje para que el niño o niña tenga experiencias significativas que le permitan construir conocimientos útiles a su vida.

 Las educadoras son profesionales,  -no improvisadas- que cursan una carrera de cuatro años a nivel licenciatura, mediante la cual adquieren conocimientos en disciplinas psicológicas y pedagógicas que les permitirán comprender y aprender sobre el desarrollo y la madurez del niño preescolar, y así poder implementar actividades para acompañarle en su desarrollo intelectual, afectivo, físico y emocional.

 Su formación no concluye allí, ya que constantemente son objeto de actualización, capacitación profesional y de postgrado por parte de la Universidad Pedagógica Nacional, del Área Técnica de la Coordinación Sectorial de Educación Preescolar, de la Escuela Nacional de Educadoras, del Centro de Actualización del Magisterio y de los Centros de Maestros.

Existen un sinnúmero de referencias históricas acerca de la mujer y su relación con la atención y educación de los infantes. Tal vez, ello se ha debido a una especie de moral social que ha decidido que la profesión ideal de la mujer es la de cuidar niños, ya que ella con solo estar presente, puede brindar a los menores un mundo de afecto que ayudara a que crezca feliz y con buena moral.

Resulta oportuno decir que en la educación preescolar, se procura que el niño o la niña se encuentren en ambiente armonioso y estético. Es en este lugar, donde la noción de lo bello es un bien, valor que debe constituirse en un aspecto indispensable en los materiales didácticos y en los espacios físicos por donde el menor se desplaza en la escuela.

Lo bello debe formar parte de la cultura escolar, porque el niño debe de educarse para admirar y amar lo bello y el bien.

 

Señorita del jardín

 

¿Me escuchas un ratitin?
Hoy te quiero decir
todo lo que
haces sentir:
Curiosidad e interés
por cada cosa
que me traes,
Alegría y emoción
ante cada juego
o nueva canción
Amor incondicional
¡Porque eres una maestra genial!