24 de febrero

 

La bandera nacional y el escudo nacional son símbolos  que  representan a la patria. Los colores de nuestro  lábaro  y el escudo impreso en la franja blanca, tienen  una honda raíz histórica y un significado esencial sobre los ideales que inspiran la acción y la vida del pueblo mexicano.
      La  bandera  expresa en sus tres colores la unión de los mexicanos, su decisión de vivir  en libertad y la lucha que a lo  largo de muchos años han sostenido para alcanzar, primero, su independencia política, mantenerla y consolidarla; Y luego, trabajar apasionadamente por alcanzar el bienestar económico, social y cultural de todos.
    
  El  escudo  nacional es la expresión grafica en la que se recoge nuestro pasado indígena. En el esta plasmada  la idea de que un gran pueblo -- el  azteca --  tuvo cerca de su destino histórico,  y cuyos valores culturales son primordialmente el basamento de nuestra nacionalidad.
      Para los aztecas, el águila y la serpiente  eran dos elevados  símbolos. El águila  representa la fuerza cósmica del sol.  La serpiente, las potencialidades de la tierra. El águila devorando  a la serpiente significa la unión de principios vitales que orientan a un pueblo hacia metas de superación, a partir del conocimiento humano logrado en  intimo  contacto con la naturaleza, con la tierra, y una audaz disposición  para la lucha, para la actividad dinámica que siempre conduce   la vida humana a niveles muy elevados. Y el nopal  era, para los antiguos mexicanos, una planta hermosa, atractiva y original, propia del paisaje del Anáhuac, que habría de dar nombre a su gran ciudad:  Tenochitlan, que en su más sencilla aceptación significa “entre tunas  y  nopales ”.
      Nuestra Bandera, tal como ahora la conocemos, se remonta a 1824 y representa a la nación Mexicana, libre e independiente, pero antes de ella, hubieron otros símbolos bajo cuales, los mexicanos que nos procedieron, cobijaron su lucha.