TOTONACAS

 

 

      Pueblo, grupo étnico amerindio del tronco lingüístico maya-totonaco, cuyo más cercano pariente es el tepehua. Al parecer los totonacas tuvieron su primer asentamiento en el norte del actual estado mexicano de Puebla. Ya en el periodo clásico mesoamericano (siglos I-VIII d.C.) penetraron en territorio veracruzano dando lugar a centros tan importantes como los de El Tajín, Zempoala, Papantla, isla de Sacrificios y otros, entre ellos Yohualichan en Puebla. En la actualidad los totonacas continúan viviendo en las inmediaciones de los lugares mencionados de Veracruz y asimismo en otros de la sierra norte de Puebla. Se caracterizan por haber conservado sus antiguas tradiciones y forma de vida. Puede citarse a este respecto su danza del volador que mantiene profundas connotaciones religiosas. De acuerdo con los datos del censo de 1990 existían aproximadamente 220.000 personas de filiación étnica totonaca, la mayoría de las cuales seguía hablando su lengua, si bien un considerable porcentaje dominaba también el español.

     Los voladores de Papantla, rito prehispánico de origen totonaca que se celebra para solicitar de los dioses la concesión de lluvias abundantes que propicien la fertilidad de la tierra.

     Para su celebración es necesario un tronco o palo volador al que se acoplan varias piezas: una cruz, un pivote (para unir y posibilitar el giro), una escalera y una pequeña base. En el extremo de cada brazo de la cruz se ata una cuerda para sujetar a los danzantes voladores que simbolizan los cuatro puntos cardinales. En la parte más alta de la estructura, a más de 12 metros de altura, se sitúa el caporal, encargado de tocar una flauta y un tambor, y de dirigir el ritual. A una señal predeterminada, cada volador disfrazado de ave se lanza al vacío para girar 13 veces que, multiplicadas por los cuatro participantes, totalizan 52, que son los años que integraban un ciclo indígena. El círculo se abre de forma progresiva hasta que los danzantes alcanzan la tierra.
     Conocido también como la danza de los hombres voladores, este ritual se celebra actualmente en la ciudad de Papantla, estado de Veracruz, acompañado de música y danzas, como atractivo turístico del lugar. A poca distancia se ubica la zona arqueológica totonaca de El Tajín.