CULTURA MIXTECA

Mapa de difusión de la civilización mixteca (Siglos XIII-XV)

 

   A finales del siglo VII aparecen establecidos al oeste de Oaxaca los mixtecos. Durante el siglo IX se imponen como clase dominante en muchas ciudades estados del centro de México. Alrededor del año 1000 y como consecuencia de la presión de los toltecas, invaden el territorio zapoteca.

     Entre los siglos XI y XII de nuestra época, los mixtecos adoptaron una influencia tolteca cuya característica civilizadora los motivó a buscar asentamientos más estables que los que habían tenido; se dedicaron a dominar a los zapotecas por medio de invasiones de sus tierras, guerras y alianzas políticas por matrimonios. De ese modo se apoderaron, por ejemplo, de Monte Albán, que había sido abandonada por los zapotecas y los mixtecos convirtieron en necrópolis, enriqueciendo notablemente sus monumentos funerarios. Tanto en esa ciudad, como en Mitla, aportaron conceptos arquitectónicos evolucionados como las grecas geométricas de piedras ensambladas que adornan los palacios. Otras ciudades zapotecas de las que se apoderaron los mixtecos son Zaachila y Yagul, también en el estado de Oaxaca, con las que se complementa el conjunto del impresionante legado de estas culturas. Los mixtecos influyeron en el declive de la civilización maya en el sur, y permanecieron independientes de los aztecas en el norte.

     En los siglos XIII y XIV se produce el apogeo de su civilización, siendo conquistados parcialmente en el XV por los aztecas.

     Entre sus especialidades se podían citar los mosaicos de plumas, la alfarería polícroma decorada y el tejido y bordado de telas.
Las contribuciones más importantes de los mixtecos son: los registros pictográficos en códices hechos sobre piel de venado de la historia militar y social que narran aspectos del pensamiento religioso, de los hechos históricos y de los registros genealógicos de su cultura; la orfebrería, cuyas muestras como pectorales, narigueras, anillos o aretes, demuestran que manejaron con maestría el oro trabajado con la técnica de la cera perdida, así como el labrado del alabastro, el jade, la turquesa y la obsidiana, entre otros.

La divinidad principal de los mixtecos era Quetzalcoatl, dios del sol y de quien los mixtecos se consideraban descendientes directos. También rendían culto a Tzahui, dios de la lluvia.

Los mixtecos de México influidos por los zapotecas, desarrollaron su propia escritura hacia el año 900 después de Cristo. La escritura mixteca fue menos avanzada que la de los mayas, quienes usaron muchos fonogramas (símbolos que representan sonidos). En contraste los mixtecos los utilizaron únicamente para escribir nombres.

 El calendario mixteco se basó en un ciclo de 52 años. Más allá de esa cifra no contaron años. La figura inferior muestra los días en el calendario azteca.

Alrededor del año 1.400 después de Cristo, los aztecas adoptaron la forma de escribir de los mixtecos, menos el símbolo del año y los nombres de personas en el calendario.