LLUEVE

 

Escondidos en su cueva
los conejos desde ayer
asomados al boquete
no hacen más que ver llover.
Pues mientras siga lloviendo
no pueden salir a correr.
 
Un conejo que se llama
Colita de Algodón
saboreando su lechuga
espera la ocasión
de que se sequen los campos
y de que brille el Sol.
 
¡Llueve, llueve!
¡llueve, llueve!
Las gotitas de la lluvia
se dejan caer.
¡Llueve, llueve!
¡llueve, llueve!
Los conejos se divierten
viéndolas correr.
 
Una gotita que rebotó
a Don Conejo lo salpicó
 
 ¡Llueve llueve!
¡Huy, cómo llueve!
Las gotitas cuando saltan hacen
¡pim pim pom!
¡tin tin tin!
¡pim pim pom!
¡tin tin tin!
¡pim pim pom!
 
 ¡Llueve, llueve!
¡Huy, cómo llueve!
Las gotitas cuando saltan hacen
¡pim pim pom!
¡tin tin tin!
¡pim pim pon!
¡tin tin tin!
¡pim pim pom!.