Chistes para niños sobre el colegio

 

El profesor le pregunta a un alumno:
—Dime una palabra que empiece con «D».
—Ayer.
—Ayer no empieza con «D».
—¿Cómo que no? —Contesta el alumno—. Ayer era domingo.


 

 


El profesor riñe a Carlota:
—¡Otra vez comiendo chicle en clase, Carlota! ¡A la papelera!
A lo que Carlota pregunta:
—¿El chicle también?



 


En la escuela, la profesora dice:
- A ver Pepito, ¿cómo te imaginas la escuela ideal?
- ¡Cerrada, profe!
 

 



Dos niñas en el patio de la escuela después del día de Reyes. Le pregunta una a la otra:
- ¿Qué te han traído los Reyes Magos?
- Una mini-cadena - contesta la otra muy bajito.
- ¡Genial! Pero ¿por qué hablas tan bajito...?
- Es que me aprieta mucho...
 

 



Pregunta el profesor:
- Dígame jovencito, ¿Cuántos huesos tiene el cuerpo humano?
- ¡Doscientos ocho, profesor!
- No, son doscientos siete.
- Es que acabo de tragarme uno de ciruela.

 




- Profe, dicen que el hombre desciende del mono
- Bueno, no es seguro.
- ¿Y el gato?
- Dicen que del tigre – responde el profesor - pero tampoco es seguro.
- ¿Y la araña, de dónde desciende?, esa es seguro que desciende del techo, ¿no?

 




En clase de lengua no de los alumnos pregunta al profesor:
- ¿Cómo se escribe bala?
- Como suena.
- ¿PUM?

 

 

 

Chistes para niños sobre personas

Se encuentran dos señores por la calle.
—¡Hombre, Luís, qué cambiado te veo!
—Claro, como que no soy Luís.
 



- ¿Cómo te llamas?
- Yo Pablo, ¿y tú?
- Yo Bienvenido
- Anda! ¡Como el felpudo!

 



Un señor pasa por el manicomio y escucha a los locos decir «ocho, ocho, ocho, ocho».
Se asoma y le dan un ladrillazo y los locos dicen: «nueve, nueve, nueve».
 

 


Había un señor tan bajo tan bajo tan bajo que cuando veía el borde de la acera decía:
- ¡He llegado a los Pirineos!
 


Era un señor tan pequeño, tan pequeño que un día encontró una canica y dijo
- ¡El mundo es mío!




¿Por qué las bailarinas andan siempre de puntillas?
¿No sería más fácil contratar a bailarinas más altas?

 

 

Chistes infantiles de papá y mamá

Una mujer le pregunta a su hijo:
—¿Por qué te da miedo ir a la peluquería?
—Porque tienen un letrero que dice:
«Le quitamos 10 años de encima»
¡Y yo sólo tengo 9!



 


- ¿Cómo está tu hijo pequeño?
- Hace ya tres meses que anda.
- ¡Huy! Pues ya debe estar lejísimos.
 




—¿Sabes mamá? Mi redacción ha conmovido a la maestra.
—¿De veras?
—Sí, ha dicho que daba pena.
 

 



- A ver, hijo, ¿cuánto es 4 por 4?
- Empate
- ¿Y 2 por 1?
- Oferta




-Mamá, mamá me voy de caza
-Llévate a los perros
-No, que me voy pa´siempre
 

 

 


- Mamá, mamá en el colegio me llaman despistado
- ¿Cuántas veces tengo que decírtelo? ¡Tu casa es la de al lado!
 

 


- Papá, en el colegio me llaman peludo
- ¡María! Que el perro me está hablando
 


 

- Mamá, ¿el chocolate camina?
- No hijo
- Entonces, creo que me he comido una cucaracha

 

 

( 1   2 )...