NARANJA DULCE

Naranja dulce
Limón partido
dame un abrazo
que yo te pido.

Si fuera falso
tu juramento,
en un momento
te olvidaré.

Toca la marcha ,
mi pecho llora,
adiós señora ,
que ya me voy.

Si acaso muero
en la batalla,
tened cuidado
de no llorar.

Porque su llanto
puede ser tanto
que hasta pudiera
resucitar.