Las abejas
 
Tradicional de Puerto Rico
 
Yo tenía unas abejas,
yo tenía unas abejas,
yo tenía unas abejas,
dentro de un barril,
dentro de un barril,
dentro de un barril.
Y se fueron las abejas,
y se fueron las abejas,
y se fueron las abejas,
se quedó el barril,
se quedó el barril,
se quedó el barril.
 
Caminaba una mañana,
caminaba una mañana,
caminaba una mañana,
en el mes de abril,
en el mes de abril,
en el mes de abril.
 
Me encontré con una dama,
me encontré con una dama,
me encontré con una dama,
regando el jardín,
regando el jardín,
regando el jardín.
 
Yo le dije: Buena moza,
yo le dije: Buena moza,
yo le dije: Buena moza,
¿qué hace usted aquí?
¿qué hace usted aquí?
¿qué hace usted aquí?
 
Riego todo lo que siembro,
riego todo lo que siembro,
riego todo lo que siembro,
al amanecer,
al amanecer,
al amanecer.
 
Hasta luego buena moza,
hasta luego buena moza,
hasta luego buena moza,
¡Dios, gracias le dé!
¡Dios, gracias le dé!
¡Dios, gracias le dé!