El Quelite

 

¡Qué bonito es El Quelite!,
¡bien haya quien lo formó!,
que en sus orillitas tiene
de quién acordarme yo.
 
Mañana me voy, mañana,
mañana me voy de aquí;
el orgullo que me queda,
que tú me quisiste a mí.
 
Camino de San Jacinto,
camino de San Joaquín,
no dejes amor pendiente,
como me dejaste a mí.
 
Camino de San Ignacio,
camino de san Gabriel,
no dejes amor pendiente,
como el que dejaste ayer.
 
Debajo de un limón verde
me dio sueño y me dormí,
y me despertó un gallito,
cantando qui-qui-ri-quí.
 
Yo no canto porque sé,
ni por que mi voz se muy buena,
canto porque tengo gusto,
en mi tierra y en la ajena.
 
Canción Popular mexicana