[PRINCIPAL]   [RINCÓN DE LOS NIÑOS]  [ÍNDICE]

 

HISTOLOGÍA: Se ocupa de la observación de los tejidos

 

PRINCIPALES  TEJIDOS

TIPO DE TEJIDO

ÓRGANOS EN LOS QUE SE ENCUENTRAN

TEJIDO EPITELIAL En la piel y en la superficie interna (mucosa) y externa de las viseras
  Laxo y fibroso: como sostén, en casi todos los órganos
Adiposo: En la piel, bajo la piel y alrededor de algunos órganos internos.
TEJIDO CONECTIVO O CONJUNTIVO Reticular: En órganos formadores de sangre: médula ósea, hígado, bazo, ganglios linfáticos.
  Cartilaginoso: En las articulaciones y en el tabique nasal, pabellón de las orejas, laringe, traquea, bronquios y costillas.
Óseo: En los huesos
Estriado: En los músculos esqueléticos
TEJIDO MUSCULAR Cardiaco: En el corazón (miocardio)
  Liso: En las paredes de los vasos sanguíneos, tubo digestivo, vías aéreas, vías urinarias y genitales.
TEJIDO NERVIOSO En el sistema nervioso central

 TEJIDOS

   Tejido, agrupación de células con una estructura determinada que realizan una función especializada, vital para el organismo. Las células que conforman un determinado tejido pueden y suelen ser diferentes en cuanto a sus características morfológicas, como aspecto y tamaño y en cuanto a su función especifica.  ( Los tejidos animales adquieren su forma inicial cuando la blástula, originada a partir del óvulo fecundado, se diferencia en tres capas germinales: ectodermo, mesodermo y endodermo.  A medida que las células se van diferenciando (histogénesis), determinados grupos de células dan lugar a unidades más especializadas para formar órganos que se componen, en general, de varios tejidos formados por células con la misma función.

 

Se pueden distinguir cuatro tipos básicos de tejidos:
  

                     TEJIDO EPITELIAL O EPITELIOS

   Este tejido incluye la piel y las membranas que cubren las superficies externas e internas del de los órganos, como las de los pulmones, estómago, intestino y los vasos que transportan la sangre. Debido a que su principal función es proteger las lesiones e infecciones, los epitelios están formados por una lamina basal, que los separa del tejido subyacente, y por una o varias capas de células epiteliales, cuya característica mas importante es que se entrelazan muy estrechamente entre si, otorgando una gran firmeza al tejido.

 

   Hay unas doce clases de tejido epitelial. Una de ellas es el epitelio pavimentoso estratificado presente en la piel y en la superficie del esófago y la vagina. Está formado por una capa fina de células planas y escamosas que descansan sobre capilares sanguíneos y crecen hacia la superficie, donde mueren y se eliminan. Otro es el epitelio prismático simple, que incluye al epitelio del sistema digestivo desde el estómago al ano; estas células no sólo controlan la absorción de nutrientes, sino que también segregan moco.
 
 
 
En el tejido epitelial glandular existen unas estructuras complejas, denominadas glándulas, cuya función es la de elaborar y secretar diversos tipos de sustancias hacia el exterior o el interior del organismo.                Dos ejemplos son las glándulas sudoríparas y las glándulas endocrinas.
 
 
      El crecimiento hacia afuera ocurre en el pelo, las uñas y otras estructuras. Según el numero de capas de células que contengan, los epitelios pueden ser simples, cuando solo existe una capa, estratificados, cuando contienen dos o mas.

 

 

 

 

 

 

 

 TEJIDO CONECTIVO

   El tejido conjuntivo o conectivo es el tejido sostén del organismo y entre sus derivados se suelen incluir los tejidos de la sangre, adiposo, cartilaginoso y óseo.

Sus funciones son múltiples; entre ellas y principalmente, la de dar soporte metabólico o estructural a los órganos.

Las células del tejido conjuntivo son: los fibroblastos, que fabrican la sustancia intercelular y las fibras; los adipocitos, que almacenan las grasas, y los elementos de función defensiva, como los macrófagos e histiocitos, las células cebadas y otras células precedentes de la sangre.

Las fibras son elementos muy delgados y alargados que se disponen formando un entramado, y son las responsables de la función de sostén y elasticidad propias del tejido conectivo.

Existen dos tipos de fibras: las fibras de colágeno, que forman haces gruesos, y que constituyen el substrato esencial del tejido conjuntivo y las fibras elásticas, que se caracterizan por su elasticidad.

 

Tejido adiposo: se caracteriza por la presencia de unas células especificas, los adipocitos, que tienen la función de fabricar y almacenar nutrientes grasos, y secretarlos hacia la sangre para que sean empleados como energía por otras células.

El tejido graso se encuentra fundamentalmente bajo la piel y alrededor de algunos órganos internos, como los riñones. Su función es almacenar energía y dar protección a dichos órganos.

 

 

 

Tejido cartilaginoso: Se caracteriza por su solidez y elasticidad, y se encuentra, en general, revistiendo los extremos de los huesos, en la nariz, laringe, tráquea, bronquios, discos intervertebrales y pabellón de la oreja.

La función del cartílago es evitar el roce y la fricción entre los extremos de los huesos y proporcionar solidez y elasticidad a un determinado órgano.

 

  

 

 

Tejido óseo: el tejido óseo se renueva continuamente, gracias a la actividad de sus células específicas. Estas son los osteoblastos, responsable de la formación del tejido óseo nuevo; los osteocitos, que son osteoblastos maduros y desarrollan una actividad menor; y los osteoblastos, que se encargan de eliminar la materia ósea.

 

 

 

 

 

 

                     TEJIDO MUSCULAR

El tejido muscular se caracteriza por su poder de contracción y su propiedad de transmitir los  impulsos nerviosos.

     Se distinguen tres tipos de de tejido  muscular: el tejido muscular estriado, el tejido muscular cardiaco, y el tejido muscular liso.

El músculo estriado, también llamado músculo esquelético o voluntario, incluye al músculo activado por el sistema nervioso somático o voluntario. Las células del músculo estriado, unidas unas con otras, carecen de pared celular y tienen numerosos núcleos y presentan estrías transversales. El músculo liso o involuntario que se activa por el sistema nervioso autónomo se encuentra en distintos órganos y sus células se agrupan formando túnicas o haces musculares. El músculo cardiaco, que tiene características tanto del liso como del estriado, está constituido por una gran red de células entrelazadas y vainas musculares.

 

    

 

 

 

 

 

            TEJIDO NERVIOSO

   Su función es recibir los estímulos, externos e internos, y darles respuesta adecuada; de esta manera coordina el funcionamiento de un organismo y regula su comportamiento. Cada neurona o célula nerviosa consta de un cuerpo celular con distintas ramas llamadas dendritas y una prolongación llamada axón. Las dendritas conectan unas neuronas con otras y transmiten información hacia el cuerpo de la neurona; el axón transmite impulsos a un órgano o tejido.

UN ÓRGANO: es un grupo de tejidos diferentes que se especializan para llevar a cabo una función especifica. por ejemplo: el estomago es un órgano de digestión compuesto de tejido muscular que mueve el alimento, de tejido epitelial que reviste el órgano, de tejido conectivo y de tejido nervioso. Los sistemas de órganos son grupos de órganos que tienen funciones relacionadas y componen la totalidad del organismo humano.