[PRINCIPAL]   [RINCÓN DE LOS NIÑOS]  [ÍNDICE]

 

 

APARATO LOCOMOTOR

                                               SISTEMA OSTEOARTICULOMUSCULAR

 

El aparato locomotor permite al ser humano o a los animales en general interactuar con el medio que le rodea mediante el movimiento o locomoción. Se fundamenta en cuatro elementos: Huesos, Articulaciones, Músculos y nervios.
  El sistema óseo, es el armazón del cuerpo; esta compuesto de órganos duros, los huesos, los cuales están formados  por tejidos óseos y cartilaginosos. Los huesos son los órganos pasivos del movimiento.  Además esta formado por 206 huesos, que soporta el cuerpo y protege los órganos internos.
 
DESCRIPCIÓN DEL ESQUELETO:

El esqueleto humano comprende tres partes: cabeza, tórax, columna vertebral, extremidades o miembros superiores e inferiores.

  
HUESOS DE LA CABEZA.- En la cabeza podemos diferenciar do tipos de huesos.

 

Son los que se hallan en la parte superior de la cabeza. Forman la cavidad en la cual se alojan los principales órganos del sistema nervioso central.

 
Los huesos de la cara

Son los que forman las cavidades orbitales, los pómulos, las fosas nasales y la boca.

       

 

  
 
 
 
HUESO FRONTAL: Es el hueso situado en la parte superior y anterior del cráneo, en la zona de la frente. Su parte inferior contribuye a formar la base del cráneo. En su cara anterior hay unos rebordes duros con unas depresiones por debajo; estas zonas forman la parte superior de las cavidades orbitarias, donde se alojan los glóbulos oculares. por encima de los rebordes orbitarios, en el espesor del hueso y entre sus dos laminas, se hallan dos oquedades, una de cada lado, denominadas senos nasales.   
 
HUESOS PARIETALES: Son dos, situados uno a cada lado del cráneo.
Son planos y presentan una forma más o menos cuadrangular.
Constituyen las partes laterales superiores del cráneo.
 
HUESOS ESFENOIDES:  hueso impar central de la base del cráneo, simétrico, situado detrás del etmoides y el frontal, delante del occipital y por dentro de los temporales. Esta formado por; una parte central, llamada cuerpo.
Unas prolongaciones, denominadas alas del esfenoides.
 
HUESO OCCIPITAL: Esta situado en la parte posterior del cráneo, formando en parte la base de este y en parte su bóveda.  Su característica mas importante es la de poseer un gran orificio en su centro, el llamado agujero occipital.
Este hueso se articula con la columna vertebral, uniéndose fuertemente con la primera vértebra  cervical (llamada atlas)
 
HUESOS ETMOIDES: Es de pequeño tamaño y se encuentra situado en la línea media del cráneo. Su porción horizontal forma una pequeña zona de la base del cráneo, por detrás del hueso frontal. Tiene unas prolongaciones hacia abajo que constituyen la parte superior de las fosas nasales.
 
MAXILAR INFERIOR:
 
                          
 

HUESOS DE LA CARA

FOSAS NASALES:  Las fosas nasales son unas cavidades que se encuentran situadas en la parte central de la cara. Están formadas por una estructura ósea y divididas en varios compartimentos por la presencia de tres laminas óseas que la recorren longitudinalmente. Estas láminas son denominados cornetes.

 

PIEZAS DENTARIAS: 

Las piezas dentarias se conforman de: Esmalte, dentina  pulpa, y cemento. Los dientes son elementos  de gran dureza, situados en los huesos maxilares superiores e inferior, formando dos arcadas. Cada pieza dentaria se aloja en la cavidad correspondiente de los maxilares; estas cavidades se denominan alvéolos dentarios.

       

  

 

 

 

 

 

TÓRAX

 

HUESOS DE  TÓRAX: El conjunto de estructuras óseas del tórax se denomina caja toráxica.
 Los elementos que la forman son: las costillas, el esternón y las vértebras dorsales.

   

CLAVÍCULA: La clavícula es un hueso largo. Esta situado horizontalmente en la parte anterior y mas alta del tórax. Se une, por el extremo interno, al esternón, y por el extremo, a la escápula a la altura  del acromion (Apófisis del omóplato, con la que se articula la extremidad externa de la clavícula).                                                                                                 En su trayecto describe una doble curvatura en forma de "S".

 

ESTERNÓN: El esternón  es un hueso plano. Esta situado en la línea media de la cara anterior del tórax.
Se unen a él las 7 primeras costillas de cada lado y las clavículas. A la parte superior del esternón se le llama manubrio y es mas ancha; la parte inferior es puntiaguda, y se denomina apéndice xifoides.
El interior del esternón está relleno de abundante médula ósea roja, por lo que es la localización preferida para realizar punciones para diagnóstico de muchas enfermedades sanguíneas (punción de médula ósea).
 
 
COSTILLAS: Las costillas son huesos largos y aplanados que dan forma a la caja torácica.
Sus bordes superior e inferior son la inserción de los músculos intercostales. Los vasos y nervios intercostales van adosados a su cara inferior.
Existen 12 costillas a cada lado. Sólo las 7 primeras se unen directamente al esternón; la 8ª, 9ª y 10ª se unen entre sí antes de hacerlo al esternón, y las 11ª y 12ª quedan libres en los músculos abdominales.

 

OMOPLATO: Se conoce también con el nombre de escápula. Es un hueso plano de forma triangular. Está adosado, por su cara anterior, a la parte mas alta y posterior de la caja torácica, y separada de esta mediante una especie de almohadilla muscular.
    Tiene dos prolongaciones: la espina de la escápula, en su cara posterior, y la apófisis coracoides, en su borde superior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COLUMNA VERTEBRAL

 La columna vertebral constituye la parte central del esqueleto; descansa sobre la pelvis, sostiene la cabeza y sirve sostén o apoyo a las extremidades. 
   La columna vertebral tiene 32 o 33 vértebras. La vértebra es un pequeño hueso de forma irregular que consta de una porción maciza anterior, el cuerpo, y de un anillo posterior óseo, llamado anillo nueral, que circunda el agujero vertebral.
El anillo neural tiene tres prolongaciones: una hacia atrás, la apófisis espinosa, y dos hacia los lados, apófisis trasversas y cuatro carillas articulares colocadas simétricamente dos a dos: son los puntos de contacto de los anillos neurales de las vértebras superpuestas.  
 

         

   
 

PORCIÓN CERVICAL: Es la zona superior. Consta de 7 vértebras, son las menos gruesas y las que gozan de mayor movilidad. Corresponde a al zona del cuello. La 1° vértebra cervical se llama Atlas, la 2° vértebra cervical se llama Axis

 

PORCIÓN DORSAL: Están a continuación de las vértebras cervicales. Esta formada por 12 vértebras. Son de mayor grosor y poseen menor movilidad que las cervicales. Corresponde a la zona de la espalda.

PORCIÓN LUMBAR: Esta situada entre la región dorsal y el sacro. Está formada por 5 vértebras. Son las mas gruesas y disponen de cierta movilidad. Se hallan en la zona que corresponde al abdomen.

 CUERPO VERTEBRAL: una sección del cuerpo vertebral. Los cuerpos de las vértebras están unidos por medio de cartílagos: Los discos intervertebrales y los agujeros vertebrales forman el canal raquídeo, a lo largo del cual pasa la médula espinal. Los pedículos de los anillos están atravesados por orificios llamados agujeros de conjunción, por los que salen los nervios procedentes de la médula o nervios raquídeos.  

 

DISCO INTERVERTEBRAL: Los discos intervertebrales están formados por unas laminas aplanadas de tejido fibrocartilaginoso. Se sitúan entre las vértebras, los huesos que forman la columna vertebral. Los discos intervertebrales ayudan a proteger la columna contra los impactos que producen algunos movimientos, como correr o saltar.

EL SACRO: El sacro es la continuación hacia abajo de la columna. por su parte inferior se prolonga con el coxis. Lateralmente esta unido a los huesos que forman la pelvis, es decir, los huesos coxales.
Este hueso presenta dos hileras de 4 orificios cada una de ellas, dispuestas verticalmente, por donde salen los nervios sacros.
EL COXIS: El coxis esta formado por 4 o 5 vértebras rudimentarias unidas entre si. Se encuentra después del hueso sacro, formando el extremo agudo del eje vertebral.
 

 

 

 

 

 

                  LA PELVIS                                                

                                         

                 CARA POSTERIOR                          

 CARA ANTERIOR

 

                           HUESO COXAL CARA  EXTERNA                                                     HUESO COXAL CARA  INTERNA                                   

LA PELVIS: Es la parte inferior del tronco del cuerpo y esta formada por los siguientes huesos: coxales, sacro, y coxis que constituyen la parte más baja de la columna vertebral. Los huesos de la pelvis se articulan entre si de tal modo que no tienen la capacidad de movimientos. La cadera se compone de tres huesos independientes: el ilion, el isquion, o parte inferior de la cadera y el pubis, unido a cada lado con el isquion.
PUBIS: Su parte posterior completa la estructura de la cavidad cotiloidea. Su parte más gruesa es el cuerpo, de donde sale una prolongación, la rama pubiana, que se une al hueso isquion. Las ramas del isquion y del pubis, al unirse entre si, delimitan un gran orificio, el orificio obturador, que se halla ocluido por una membrana de tipo fibroso denominada membrana obturatriz.
ISQUION: Su porción superior es gruesa y forma de la cavidad cotiloidea. La parte inferior, en forma de prolongación ósea curvada o rama isquiática, se continúa con la rama descendente del pubis.
ÍLEON: Es un hueso plano. Su parte inferior contribuye a formar la zona superior de la cavidad cotiloidea. Su cara interna es lisa y está en relación con los órganos intraabdominales. Su cara externa es más rugosa y en ella se insertan varios músculos de notable potencia. Su parte superior e interna se une con el sacro
 

 

 

 

 

 

HUESOS DE LAS EXTREMIDADES INFERIORES: Las extremidades inferiores están formadas por el muslo, la pierna y el pie. 
Los huesos de las extremidades inferiores están unidas entre sí y con el cuerpo por las articulaciones de la cadera, la rodilla y el tobillo.

   VISIÓN ANTERIOR

 

   VISIÓN  LATERAL

     

  VISIÓN  POSTERIOR

 
FÉMUR: Forma parte del esqueleto del muslo. Es un hueso largo, el de mayor longitud de todo el organismo. Está formado por una porción tubular central (diáfisis) y dos extremos. Su parte superior se articula con el hueso coxal, introduciéndose su cabeza en la cavidad cotiloidea, su parte inferior se articula con la tibia, el peroné y la rotula.
ROTULA: La rotula es un hueso corto, redondeado, algo aplanado (en visión de perfil) que forma parte de la articulación de la rodilla. Se halla en el espesor del tendón rotuliano. El tendón rotuliano se dirige desde el músculo cuadriceps hasta la cara anterior de la epífisis superior de la tibia; este músculo permite la extensión de la pierna.
 
TIBIA: hueso principal de la pierna. Es un hueso largo y resistente que forma, junto con el peroné, el esqueleto de la pierna. Soporta la mayor parte del peso corporal. Por su extremo superior se articula con el fémur; por el extremo inferior lo hace con los huesos del tobillo (astrágalo) y lateralmente con el peroné.
PERONÉ: El peroné es un hueso largo. Su importancia es menor que la de la tibia, al igual que su grosor y su resistencia. La epífisis superior, la cabeza, se articula lateralmente con la epífisis superior de la tibia. La epífisis inferior forma parte de la articulación del tobillo, (también llamada tibioperoneoastragalina). Entre la tibia y el peroné se extiende la membrana interósea.
CÓNDILO: Eminencia redondeada en la extremidad de un hueso, que forma articulación encajando en el hueco correspondiente de otro hueso.
HUESOS DEL PIE: El pie tiene siete huesos cortos y diecinueve huesos largos.

EL ASTRÁGALO:  El astrágalo se articula con la tibia y el peroné. La cara superior del cuerpo articula con la tibia y el peroné formando el tobillo. La cara inferior del cuerpo constituye la articulación subastragalina con el calcáneo.
EL CALCÁNEO: Calcáneo, uno de los siete huesos del tarso del pie. Es el hueso de mayor tamaño de todo el pie y también el mas robusto; constituye el talón.

 

 

 

 

 

 

HUESOS DE LAS EXTREMIDADES SUPERIORES: La extremidad superior esta formada por el brazo, el antebrazo y la mano. Estas partes están unidas entre si y al cuerpo por las articulaciones de la muñeca, el codo y el hombro.
Los huesos que integran la extremidad superior son: el húmero, el cúbito, el radio y los huesos de la muñeca y de la mano.
En la parte superior del tórax, junto al hombro, se hallan el omóplato y la clavícula.
   
 
CLAVÍCULA: Hueso más superior y anterior de la caja torácica que forma el borde anterior de la cintura escapular.
Alargada y plana, en forma de S, articula por su extremo interno con el manubrio del esternón y por su extremo externo con el acromion del omóplato (articulación acromio-clavicular).
OMÓPLATO O ESCÁPULA:  Es la pieza más importante del cinturón escapular, es un hueso par, plano y situado en la parte posterior y superior del tórax. Por arriba se eleva hasta el primer espacio intercostal; por abajo, su ángulo inferior baja a menudo hasta la octava costilla; por dentro, su borde interno está ligeramente separado de la espina dorsal. Tiene dos prolongaciones: la espina de la escápala, en su cara superior, y la apófisis coracoides, en su borde superior.
HÚMERO: Es un hueso largo que constituye la base del brazo. Tiene una diáfisis (porción central) y dos epífisis o extremos de mayor grosor.
La epífisis superior corresponde a la cabeza del humero. La epífisis inferior tiene dos superficies articulares para los huesos del antebrazo. El cóndilo se articula con el radio, y la tróclea, con el cúbito.
CÚBITO:  Es un hueso largo. Junto con el radio, forma la estructura ósea del antebrazo. Su epífisis superior se articula con la epitróclea humeral adoptando la forma inversa de la tróclea, con una característica forma de gancho. Esta articulación permite efectuar los movimientos de flexión y extensión.
RADIO: Es uno de los huesos del antebrazo. Se dispone paralelamente al cúbito.  Se articula con el cóndilo humeral con su cabeza (epífisis proximal<9. la cual presenta una concavidad para alojarlo, Su epífisis distal es más gruesa.
Es una de las zonas óseas que fácilmente se fractura.
   
 HUESOS DE LA MUÑECA: La muñeca esta formada por ocho huesos cortos (los huesos carpianos), que se encuentran dispuestos en dos hileras  de cuatro. La hilera superior se articula con la epífisis inferiores del cubito y del radio mientras que la hilera inferior lo hace con los huesos de la mano.
Los huesos de la fila proximal son, de fuera hacia adentro: el escafoides, el semilunar, el piramidal y el pisiforme
Los huesos de la fila distal son, de fuera hacia adentro: el trapecio, el trapezoide, el grande y el ganchoso.

 

 

 

 

HUESOS DE LA MANO: La mano está compuesta de muchos huesos, músculos y ligamentos diferentes que permiten gran cantidad de movimientos.

Huesos carpianos - los ocho huesos que forman la muñeca. Los huesos carpianos están conectados a dos huesos del brazo: el cúbito y el radio.

Huesos metacarpianos - los cinco huesos que componen la parte media de la mano.

Falanges - los 14 huesos que se encuentran en los dedos de cada mano y también en los dedos de cada pie. Cada dedo tiene tres falanges (distal, media y proximal); el pulgar tiene sólo dos.

 

 

DEDOS: Nombre de los cinco dedos de fuera a dentro, con la palma hacia arriba:

Pulgar, también conocido como "dedo gordo".
Índice
Corazón, también conocido como "dedo medio", "mayor" o "cordial".
Anular
Meñique, también conocido como "dedo pequeño".

 

 

 

 

 

 

ESTRUCTURA DE LOS HUESOS: El hueso esta formado por dos materias diferentes: la sustancia ósea y la medula ósea.
Sustancia ósea: Es la dura del hueso. En ella abunda el calcio. Puede adoptar dos formas diferentes:
 
Hueso esponjoso o reticulado: Esta formado por una red de espículas ramificadas o trabéculas en forma de red, que limitan espacios ocupados por medula ósea. Este tipo de tejido óseo se encuentra en los extremos de los huesos largos y en el interior de los demás huesos.
 
Hueso compacto: Es un tejido óseo de estructura gruesa y rígida que proporciona a los huesos su dureza.

SISTEMA HAVERS: El hueso compacto esta formado por unas laminillas dispuestas en forma de circunferencias concéntricas, una alrededor de la otra. Adopta la forma de un cilindro, con un conducto en su inferior llamado "de Havers". Este conjunto, se denomina osteona. Los canales de havers están interconectados y contienen los nervios y los vasos sanguíneos que abastecen las células óseas.
                                                   

LOS OSTEOCITOS: Son células óseas maduras que secretan la matriz ósea dura. Las ramificaciones largas que se extienden desde el cuerpo celular hacia canales pequeños dentro de la matriz ósea. Las ramas proveen contacto indirecto con los vasos sanguíneos que se ramifican desde los canales de Havers. El alimento y el oxígeno llegan a los osteocitos y se difunden a través de este sistema de canales pequeños.

 
TIPOS DE HUESOS:

 
 

 

 

 

 

 

ARTICULACIONES 

Las articulaciones están presentes en las uniones entre dos huesos. Hacen que el esqueleto sea flexible; sin ellas, el movimiento sería imposible. Los músculos también son necesarios para el movimiento: son masas de tejido elástico y resistente que tiran de nuestros huesos cuando nos movemos. En conjunto, los huesos, los músculos y las articulaciones (junto con los tendones, ligamentos y cartílagos) conforman nuestro sistema músculo esquelético y nos permiten realizar las actividades físicas diarias.

 

TIPOS DE ARTICULACIONES: La clasificación funcional de las articulaciones toma en cuenta el grado de movimiento que éstas permiten. Hay tres tipos y se clasifican como; sinartrosis (inmóviles), anfiartrosis (ligero movimiento) y diartrosis (movimiento libre).

 

1.- SINARTROSIS: Son las articulaciones cuyos fragmentos no gozan de movilidad alguna, ejemplos de estas articulaciones son; Los huesos del cráneo y de la cara.

SUTURAS: En el cráneo, los bordes de los huesos se acoplan mutuamente formando un complejo dentado. así quedan firmemente unidas ambas partes. A este tipo de articulaciones se les llama suturas.

 

2.- ANFIARTROSIS: Son aquellas que presenta un mínimo grado de movimiento. Las anfiartrosis más típicas son las que se hallan entre unas vértebras y otras, en la columna vertebral.

SÍNFISIS DEL PUBIS: La sínfisis del pubis, es la articulación que une los dos huesos coxales por su parte anterior, es una anfiartrosis. La sínfisis carece prácticamente de movimiento alguno, pero las articulaciones que hay entre unas vértebras y otras poseen una cierta amplitud de movimientos.

3.- DIARTROSIS: Permiten efectuar movimientos bastante amplios. Un buen ejemplo son las articulaciones del hombro, la cadera y la rodilla.

ARTICULACIÓN CONDILOIDEA: Uno de los fragmentos óseos tiene forma redondeada, esférica o elíptica. El otro fragmento óseo tiene una cavidad a modo de molde de aquel. ejemplos: la cabeza del radio con el cóndilo humeral (codo) y la articulación de la cadera.

ARTICULACIÓN TROCLEAR: Uno de los fragmentos óseos tiene forma de polea o tróclea. El otro fragmento óseo se amolda a su morfología. ejemplo de esta articulación es la del húmero con el cubito.

ARTICULACIÓN ARTRODIAS: Este tipo de articulaciones se caracteriza por tener las caras articulares prácticamente planas. ejemplo: las articulaciones de los huesos de la muñeca o la zona del tarso.

 

ELEMENTOS DE LAS ARTICULACIONES: En cualquier articulación hay otros elementos aparte de los óseos. Es preciso que una serie de elementos mantenga los huesos unidos para evitar que se alejen unos de otros y, al mismo tiempo, permitir que se ejecuten determinados movimientos. Es necesario también que una serie de estructuras permitan que los extremos óseos se deslicen con suavidad, evitando el desgaste.
Los cinco principales elementos no óseos de las articulaciones son: el cartílago articular, los meniscos, la membrana sinovial, la cápsula articular y los ligamentos.
 

EL CARTÍLAGO ARTICULAR: El tejido cartilaginoso es un tipo de tejido conjuntivo formado por células y fibras elásticas y resistentes. Se halla en el interior de una sustancia que tiene una consistencia semidura que proporciona, precisamente, esa consistencia y elasticidad que caracteriza al cartílago. Todas las superficies articulares están revestidas por una fina capa de cartílago hialino.

 

LOS MENISCOS: Los meniscos son estructuras fibrocartilaginosas. Se hallan interpuestos entre los extremos óseos de algunas articulaciones del cuerpo. Su finalidad es que dichos extremos se adopten de una manera más perfecta y de aumentar la superficie de contacto entre los huesos. la articulación típica provista de meniscos es la rodilla

 

LA MEMBRANA SINOVIAL: Los extremos óseos de las articulaciones móviles están cubiertos con cartílago liso y lubricados por un fluido espeso denominado líquido sinovial producido por la membrana sinovial.

La bursitis o inflamación de las bolsas sinoviales (contienen el líquido sinovial) es un trastorno muy doloroso y frecuente en las articulaciones móviles.

 
 
 
 
CÁPSULA ARTICULAR: Es una membrana que envuelve toda cavidad articular. Se inserta en los bordes de las superficies óseas articulares, y de ese modo los extremos óseos siempre se hallan próximos y ven limitados sus movimientos.
Su misión fundamental es proporcionar estabilidad a todo el conjunto de la articulación.

 

LIGAMENTOS: Son estructuras fibrosas, a modo de cuerdas, que se hallan junto a las articulaciones. Gracias a ellos, los huesos permanecen debidamente unidos entre si y ven limitada la amplitud de algunos movimientos.

 Las articulaciones deslizantes, donde las superficies óseas se mueven separadas por distancias muy cortas, se observan entre diferentes huesos de la muñeca y del tobillo. hay un gran numero de articulaciones: la radiocubital inferior, la del radio con los huesos del carpo (radiocarpianas), las de los huesos del carpo entre si (carpocarpianas) y las carpometacarpianas.

 

ARTICULACIÓN TEMPOROMAXILAR: Esta articulación une el hueso maxilar inferior con el hueso temporal. Gracias a ella efectuamos los movimientos de masticación. Permite el ascenso y descenso del maxilar inferior.

 

 

Las articulaciones en pivote, que permiten sólo la rotación, son características de las dos primeras vértebras; es además la articulación que hace posible el giro de la cabeza de un lado a otro.