[PRINCIPAL]   [RINCÓN DE LOS NIÑOS]  [ÍNDICE]

 

APARATO DIGESTIVO

El aparato digestivo comprende el tubo digestivo y las glándulas anexas.

 

  Tubo digestivo
 
Lo constituyen: La cavidad bucal, el esófago, el estomago, el intestino delgado, y el intestino grueso.
 
a)  Cavidad bucal o boca. - La boca es una cavidad limitada por las mejillas, los dientes y los labios, por la bóveda, del paladar, por el velo del paladar y por la lengua. Está tapizada por una mucosa, continuación de la epidermis de la piel. Esta mucosa contiene glándulas pequeñas. 
  La lengua es un músculo cuyo papel consiste en formar el bolo alimenticio, imprimiendo los movimientos necesarios a los alimentos introducidos en la boca, y mezclándolos con la saliva.
   Los dientes están sujetos a los maxilares; el maxilar inferior se mueve de arriba abajo, de atrás adelante y de izquierda a derecha; el maxilar superior permanece fijo.
 El maxilar inferior es un hueso en forma de herradura. Termina en ambos lados por una parte ancha que se remonta por debajo de las mejillas; cada uno de ambos extremos termina en dos prominencias: detrás del cóndilo; delante la apófisis coronoides. El cóndilo está articulado en la cavidad glenoidea del hueso temporal.
   Los movimientos de ese maxilar se efectúan merced a cuatro pares de músculos:
          Dos músculos digástricos: depresores
          Dos músculos temporales: elevadores
          Dos músculos maseteros: elevadores
  Dos músculos pterigoideos: que efectúan los movimientos laterales.
 
   Un diente se compone de dos partes: la raíz la corona, separadas por el cuello.
   Hay tres clases de dientes: los incisivos cuya corona es cortante y la raíz pequeña; los caninos, de corona punzante y de raíz larga; los molares, de corona plana, algunos con raíz sencilla, otros con raíz ramificada.
   El hombre cuatro incisivos, dos caninos y diez molares en cada mandíbula.
   El niño no tiene sin embargo, los 32 dientes que comprenden las mandíbulas del adulto; su dentición comprende, primero los dientes de leche, que caen hacia los 7 años, empujados por los dientes nuevos y definitivos.
   Pero los cuarto molares últimos no aparecen sino mucho más tarde, rara vez antes de la edad de 20 años; son las muelas del juicio.
 
La sección de un diente presenta, en el centro de la corona, la pulpa dentaria; en la periferia, el marfil cubierto cubierto de esmalte. Alrededor del marfil que constituye la raíz se encuentra el cemento.
   la pulpa dentaria  consta de un tejido conjuntivo blando, en cuya superficie hay gruesas células (odontoblastos) rodeadas de fibras de la dentina, que arrancan de los odontoblastos. Se compone de oseína y de sales minerales.
  El esmalte cubre el marfil; es una sustancia muy dura, de un milímetro de espesor aproximadamente y que contiene una gran proporción de sales minerales.
  El cemento es una sustancia ósea cuya capa es espesa en la cúspide de la raíz; cerca del cuello, la capa de cemento es muy delgada.           

 

 

EL ESÓFAGO

     El esófago es un tubo cuya longitud varia de 20 a 25 centímetros; está situado delante de la columna vertebral y detrás de la traquea; atraviesa la caja torácica descendiendo desde la faringe hasta el estomago. El orificio por donde comunica con este último se llama cardias.
   El esófago como el resto del tubo digestivo, está constituido por tres túnicas superpuestas:
   1.- Una túnica mucosa interna;
   2.- Una túnica musculosa, compuesta de fibras circulares por dentro y longitudinales por fuera.
  3.-  Una túnica fibrosa externa.
   El tubo del esófago esta tapizado interiormente por glándulas de mucus, y el bolo alimenticio es empujado por las contracciones alternativas de las fibras circulares y longitudinales de la pared. 

 

 

EL ESTOMAGO

     El estomago es uno de los órganos principales de la digestión; es una bolsa formada por un ensanchamiento del tubo digestivo; su parte más ancha está situada sobre la izquierda del abdomen, bajo el diafragma y delante del riñón izquierdo. La parte mas estrecha se encuentra encima del hígado.
   Se distinguen dos bordes en este órgano: uno cóncavo, detrás; otro convexo,  delante. La parte convexa recibe el nombre de curvatura mayor; a la parte cóncava se da el nombre de curvatura menor .
   La tuberosidad mayor forma parte superior del estomago, y la tuberosidad menor su parte inferior.
   El estomago comunica con el esófago por un orificio llamado cardias; con el intestino por el píloro. Las paredes de este órgano están formadas por cuatro membranas que son, de afuera asía adentro:
   Una serosa (el peritoneo); una musculosa; una fibrosa; una mucosa. 
   El jugo gástrico, esta proporcionado por las glándulas gástricas en forma de tubos; estas se componen de dos tipos de células que secretan sustancias cuya mezcla constituye el jugo gástrico: células principales; células bordeantes.
   Las células principales se encuentran en la base de la fabricación de la pepsina (células de pepsina), y las células bordeantes participan en la elaboración del ácido clorhídrico.  

 

 

EL INTESTINO DELGADO Y EL INTESTINO GRUESO.

     El intestino, en su sentido mas amplio, es largo conducto que se extiende en la región abdominal desde el estómago hasta el ano, describiendo cierto número de circunvoluciones. Se compone de dos partes: el intestino delgado, que tiene aproximadamente 8 metros de largo, y el intestino grueso, que solo tiene un promedio de metro y medio. El diámetro del primero es de 3 cm mientras que el intestino grueso llega a 10 cm

 

    
El intestino delgado es la porción del tubo digestivo en que ocurre la mayor parte de la digestión y de la absorción. Es la región mas larga del del tubo digestivo. En el adulto, mide unos 7 m de largo y 2.5 cm de ancho. Consta de tres regiones principales:
     El duodeno de 25cm de largo. Este intestino comunica con el estomago por el píloro; dos canales lo ponen en comunicación con el hígado (canal colédoco) y con el páncreas (canal pancreático), y ambos desembocan en el intestino por la ampolla de vater.
     La intermedia el yeyuno, tiene cerca de 2.5 m de largo, es la parte del intestino que prolonga el duodeno.
    La ultima parte del intestino delgado es el íleon, de unos 4m de largo. tercera parte del intestino delgado que comunica con el intestino grueso por la válvula ileocecal, dispuesta en forma que las materias de la alimentación pasan fácilmente del intestino delgado al intestino grueso, pero no pueden ser rechazadas de éste asía el íleon.
     Las válvulas conniventes, que tapizan las paredes del intestino, especialmente del duodeno, tienen por objeto retardar el tránsito de los alimentos, a fin de que la acción de la bilis y del jugo pancreático procedentes del hígado y del páncreas, tengan tiempo de actuar.
    
El intestino grueso que es el extremo inferior del conducto digestivo, mide aproximadamente 1.5 de largo y 6 de diámetro. Un esfínter controla el paso del material del intestino delgado al grueso. Este esfínter actúa como una válvula, evita que los desperdicios vuelvan otra vez al intestino delgado. El intestino grueso esta dividido en tres regiones principales: el ciego, el colon, y el recto.

 

     El ciego, provisto del apéndice vermicular, que se desarrolla encima de la válvula ileocecal.
     El colon, porción del intestino grueso que va del ciego al recto; según las direcciones que forma sucesivamente, se lo divide en cuatro partes: porción ascendente, colon trasverso, porción descendente, colon iliaco o del colon.

 

     El recto, última porción del intestino que va a continuación del colon. Se extiende desde el costado izquierdo de la articulación sacrovertebral hasta el cóccix, delante del cual se abre un orificio llamado ano. El resto constituye la parte más ancha del intestino.
     Todo el intestino ( salvo el lado del ciego y la base del recto) ésta enteramente cubierto por una ancha membrana serosa, el peritoneo. Este mantiene el aparato digestivo en la cavidad abdominal. Rodea el tubo y luego sus dos mitades se reúnen y van a adherirse a la pared del cuerpo, por detrás; esta hoja doble lleva el nombre de mesenterio. En casi toda su extensión el intestino ésta tapizado de glándulas; son las glándulas de Lieberkühn (glándulas en tubo) y las de Brunner (glándulas en rasimo). Secretan un líquido alcalino llamado jugo intestinal. 
 
 
 
GLÁNDULAS ANEXAS

 

Son las glándulas salivales, el hígado y el páncreas.

 

  a)   Las glándulas salivales. las glándulas salivales secretan la saliva. Están en racimo y se componen de lóbulos cuyos conductos desembocan todos en un mismo tubo excretor. Las glándulas salivales son:
     Las glándulas parótidas: situadas en el interior de las mejillas, debajo de las orejas. Derraman la saliva al nivel del maxilar superior, por el canal de Sténon. El producto de su secreción es alcalino; la saliva que producen sirve para facilitar la masticación.
     Las glándula submandibular: Se encuentran en posición inferior y delantera respecto de las anteriores; secretan un líquido formado de saliva y mucosidad que se vierte por el canal de Wharton a ambos lados de la lengua. la saliva submaxilar es alcalina y viscosa; sirve para la gustación.
     Las glándulas sublinguales: están provistas de cierto número de canalillos, llamados canales de Rivinus, éstos vierte bajo la lengua una saliva espesa que interviene en la deglución de los alimentos. 

 

  b)   El hígado. Es la glándula mas grande, situada entre el diafragma y el estómago, gran masa de color rojo oscuro, sostenida por unos repliegues del peritoneo llamado ligamentos.
     En este órgano se distinguen dos lóbulos principales:
     El lóbulo derecho, o gran lóbulo, y el lóbulo izquierdo, o lóbulo mediano.
   Una pequeña eminencia situada debajo del gran lóbulo recibe el nombre de pequeño lóbulo, o lóbulo de Spiegel.
   En la parte anterior se halla el lóbulo cuadrado.
   La cara superior del hígado es lisa: su cara inferior presenta una depresión en forma de H que recibe el nombre de hilio y es por ella por la que penetran en el hígado la vena porta y la arteria hepática. Del mismo punto sale el canal colédoco que contiene la bilis y que está formado por la reunión del canal cístico, que desemboca en la vesícula biliar, y de los canales hepáticos, que parten de los lóbulos del hígado.  La vena cava inferior desemboca en la parte superior del lóbulo de Spiegel y es allí donde recibe la venas suprahepáticas. El canal colédoco desemboca en el duodeno al nivel de la ampolla de Vater. En esa parte se une el canal de Wirsung del páncreas.
     Pequeñas acumulaciones de células en el interior del hígado constituyen gran número de lobulillos hepáticos.
     Cada lobulillo es una pequeña masa de poliédrica rodeada por una membrana conjuntiva y una red sanguínea formada por las ramificaciones de la vena porta y de la arteria hepática, que envían capilares hacia el interior.
     La reunión de los capilares en el centro del lobulillo forma la vena intra-lobular.
     La reunión de las venas intra-lobulares forma la vena suprahepática.   
     La masa del lobulillo está formado por células hepáticas dispuestas dentro de las mallas de la red sanguínea.
     La célula hepática no tiene membrana de envoltura.  Su protoplasma contiene las distintas sustancias que extrae de la sangre: bilirrubina, glicógeno (sustancia capaz, como hemos de ver, de trasformarse en glucosa), gotezuelas de grasa.
 
 
  c)  El páncreas. Es una glándula situada profundamente en el abdomen, bajo el estómago y dentro de la curvatura del duodeno. Dos canales excretores salen del páncreas: el canal de Wirsung, que desemboca en la ampolla de Vater, y el canal de accesorio, o de Santorini, que comunica con el primero y se abre en el duodeno, un poco más arriba.
     El páncreas es una glándula en racimo de color rosa pálido; está formada por acinos, glandulares, especie de callejones sin salidas cuyas células producen el jugo pancreático, y contiene los islotes de Langerhans a cuyo nivel se secreta una hormona: la Insulina. La insulina es usada por el cuerpo para almacenar y utilizar la glucosa.