[PRINCIPAL]   [RINCÓN DE LOS NIÑOS]  [ÍNDICE]

 

 

APARATO EXCRETOR

     El aparato excretor asegura la selección y el transporte de las sustancias tóxicas para el organismo que aparezcan en la sangre. 

 

      Se compone de dos órganos, que son las fuentes de excreción: riñones; dos conductos; los uréteres, y un órgano impar, que sirve de deposito a la orina: la vejiga. Esta ultima se comunica con el exterior por el canal de la uretra
     Cada uno de los riñones tiene en su parte superior, una glándula endocrina: la cápsula suprarrenal; además los riñones se encuentran irrigados por múltiples vasos sanguíneos; los que transportan la sangre oxigenada salen de las dos arterias renales que proceden de la aorta, y los que conducen la sangre cargada de gas carbónico confluyen hacia las dos venas renales que, a su vez, desembocan en la vena cava inferior.

 

 1.-   Estructura de los riñones.
     Los riñones están situados a ambos lados de las vértebras lumbares, encima del peritoneo, dentro de una espesa capa de grasa. Cada uno de los riñones tiene forma de habichuela, presentando en su lado interno una depresión, el hilio, por la cual penetran y salen los vasos sanguíneos y donde nace el uréter.
     De afuera  hacia adentro, el riñón presenta tres regiones;
     una membrana protectora, fibrosa y resistente;
     una sustancia granulosa contenida en la zona cortical
     una sustancia interna constituida por tubos pequeños que contienen la orina extraída de la sangre, y que se encuentran dentro de la zona medular, 
     Los tubos de esta región, reunidos, en ases llamados pirámides de Malpighi, se vacían por el vértice de cada pirámide dentro de un depósito, el bacinete, cuyo contenido se vierte en la vejiga por el uréter.
  2.-  Tubos uriníferos.
     Cada uno de estos tubos nace en la zona cortical en lo que se llama la cápsula de Bowman y que rodea un ovillo de capilares.  Continua formando un canal sinuoso, el tubo de ferrein, y luego un tubo en forma de U que penetra en la capa medular; después, formando una nueva curva final, llamada tubo de Bellini, desemboca en el vértice de una pirámide de Malpighi tras haberse unido a varios tubos vecinos.
     De una arteria en forma de arco, procedente de la arteria renal, sale un vaso aferente que se dirige asía la cápsula de Bowman; de esta sale un vaso eferente que va a anastomosarse con capilares al nivel del tubo en U (asa de Henlé); finalmente, un último vaso desemboca en una vena en arco, y la sangre se dirige hacia la vena renal.
 
FISIOLOGÍA DEL APARATO EXCRETOR
     Los riñones eliminan la orina; estudiaríamos primeramente el mecanismo de la eliminación y después la composición del producto expulsado. 
 
1.- Mecanismo de la secreción de la orina.
     Hay sustancias que sólo pasan a la orina cuando se encuentran dentro de la sangre en cantidad excesiva; son sustancias que normalmente resultan útiles al organismo, por ejemplo la glucosa. Otras son eliminadas, sea cual fuere su concentración en la sangre: son productos tóxicos, en particular la urea. Las principales sustancias sólo pasan a la orina cuando han excedido un grado máximo; las segundas, que son desechos, son sustancias para las que no existe grado mínimo.
     El riñón no es, pues, simplemente un litro, ya que ciertos productos pueden permanecer dentro de la sangre que lo riega.
     Para explicar el funcionamiento de los riñones, se basa uno en dos teorías:
     La teoría de Bowman: supone que hay una filtración glomerular de los elementos minerales y secreción tubular de las sustancias orgánicas (urea).
     La teoría de Ludwing: supone que hay filtración glomerular de las sustancias cristalizables y resorción tubular de las sustancias orgánicas (por ejemplo la glucosa).
     La secreción renal depende de nervios vasomotores; los riñones eliminan diariamente de 1,200 a 1,500 gramos de orina.