El sistema endocrino,

 

                                                       [PRINCIPAL]   [RINCÓN DE LOS NIÑOS]  [ÍNDICE]

 

El sistema endocrino,

Son un conjunto de órganos y tejidos del organismo que liberan un tipo de sustancias llamado hormonas.
 

       El sistema endocrino consiste en varias glándulas que se agregan sustancias químicas, llamadas hormonas, en el flujo sanguíneo. Las hormonas influyen y regulan diversas actividades como el metabolismo, el crecimiento, el desarrollo mental  y el comportamiento emocional. Una de las mas importantes glándulas endocrinas es la hipófisis, una glándula del tamaño de un guisante localizada en la base del cerebro. La hipófisis actúa como una glándula controladora maestra, segregando una serie de hormonas que activan otras glándulas.

       Las glándulas tiroides, localizada en el cuello, segrega la hormona tiroxina. La tiroxina aumenta el metabolismo corporal, el ritmo al que los alimentos son descompuestos y transformados en calor y energía. Una cantidad excesivamente baja de tiroxina en la sangre produce letargo y fatiga, mientras que una cantidad excesivamente elevada provoca hiperactividad, nerviosismo y perdida de peso.
       Localizadas en el cuello, detrás de la glándula tiroides, hay cuatro glándulas del tamaño de un guisante, llamadas paratiroides. Estas glándulas segregan una hormona que regula la concertación de calcio y de fósforo para que los huesos se mantengan en buen estado. La parathormona también influye en la concentración muscular y en la conducción de los impulsos nerviosos.
 
       Las glándulas suprarrenales son dos glándulas pequeñas, localizadas por encima de los riñones. Están compuestas de una zona interna, llamada médula, y una parte externa, conocida como corteza. La médula segrega la hormona adrenalina, que prepara al cuerpo para enfrentarse a emergencias repentinas. La adrenalina acelera el ritmo cardiaco, aumenta la tensión arterial, hace que la sangre se coagule más deprisa y desvía la sangre del tracto intestinal a los músculos.  En una situación de emergencia, esas funciones permiten al organismo actuar con mayor velocidad, prontitud y eficacia. La corteza segrega hormonas que controlan el nivel de sales y de agua en la sangre y colaboran en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono.  También segrega pequeñas cantidades de hormonas sexuales masculinas o andrógenos.  De las dos partes de las glándulas suprarrenales, sólo la corteza está bajo el control de la hipófisis.
       Dentro del páncreas se encuentran pequeños islotes de tejido denominados islotes de Langerhans, que segregan insulina, una hormona que favorece la entrada de glucosa en las células. Cuando se produce poca insulina, los tejidos corporales no pueden utilizar o almacenar glucosa,  y se desarrolla una enfermedad conocida como diabetes mellitus.

    

GÓNADAS   

 Las gónadas u órganos sexuales segregan hormonas sexuales. Las hormonas sexuales regulan el desarrollo de los órganos genitales masculinos y femeninos e impulsan el desarrollo de las características sexuales que diferencian a los hombres de las mujeres. 

Sistema reproductor masculino.

La gónada del hombre es el testículo. Las dos funciones de este órgano son: la producción de espermatozoides, que son los gametos masculinos, y la producción de testosterona, la hormona masculina.
     Hay  dos testículos localizados fuera de la cavidad del cuerpo en un saco de piel llamado escroto. Los testículos se desarrollan dentro de la cavidad pélvica antes del nacimiento. Descienden hacia el escroto justo antes del nacimiento o poco después. En el escroto, la temperatura es de 1 -2°C  mas baja que la temperatura normal del cuerpo.
     En el hombre, la producción de espermatozoides, la espermatogénesis, reproductora. A pesar de que la edad varia, la pubertad ocurre, frecuentemente entre las edades de 9 a 16 años. Los espermatozoides se producen y maduran dentro de los testículos en unas estructuras llamadas túbulos seminíferos. Los espermatozoides se producen por meiosis. Por lo tanto, tienen la mitad de los cromosomas que se encuentran en las células del cuerpo. Los espermatozoides maduros se componen de tres partes: la cabeza, que tiene los cromosomas y otros materiales nucleares; la parte media que esta llena de mitocondrias que proveen energía, y el flagelo, que es una cola larga como un látigo que les permite nadar. Los espermatozoides tienen poco citoplasma y ningún alimento almacenado. Por lo tanto , su lapso de vida es corto, una vez que se hallan liberado.
     Los testículos sirven también de glándulas endocrinas. Dentro de cada testículo, diseminadas alrededor de los túbulos seminíferos, hay unas células intersticiales que producen la hormona masculina testosterona. La testosterona es la causa de que se desarrollen las características sexuales secundarias en el hombre durante la pubertad: un tono mas bajo de voz, el aumento en el crecimiento muscular y el crecimiento del vello corporal, incluyendo la barba. A través de la etapa adulta, el nivel de la testosterona afecta la espermatogénesis.
     Los espermatozoides maduros pasan desde el testículo hacia el epidídimo, una serie de túbulos enroscados donde se almacenan los espermatozoides. Antes de salir del epidídimo, adquieren la habilidad para moverse.
     Un tubo largo, llamado vaso deferente, conecta cada epidídimo, con la uretra, debajo de la vejiga urinaria. La uretra es un tubo dentro del pene. El pene es un órgano reproductor externo en el hombre. Además de transportar la orina desde la vejiga urinaria, la uretra del hombre transporta también los espermatozoides.
     Las vesículas seminales, la próstata y las glándulas de cowper son glándulas que secretan el fluido seminal. El fluido seminal y  los espermatozoides forman el semen.
     Durante las relaciones sexuales, el semen se libera a través de la uretra del hombre y se deposita en el tracto reproductor femenino. En este momento, se liberan alrededor de 300 millones, de espermatozoides. Un solo espermatozoide fecundará el óvulo.
 
Sistema reproductor femenino.
 
     La gónada de la mujer es el ovario. Los dos ovarios se encuentran dentro de la cavidad pélvica.   la temperatura normal del cuerpo no afecta la producción de gametos en la mujer, como ocurre en el hombre. Los ovarios producen óvulos, que son los gametos femeninos, y secretan hormonas sexuales femeninas.
     Cada ovario tiene muchos folículos. Un folículo es una estructura que contiene un óvulo. La ovogénesis, o la producción del óvulo, comienza antes del nacimiento. Al nacer una niña, tiene ya todos sus óvulos. Sin embargo no están totalmente maduros. Su maduración y liberación comienza en la pubertad, usualmente, entre 9 y los 16 años.
     Además de producir gametos, los ovarios también producen las dos hormonas femeninas: el estrógeno y la progesterona.  El estrógeno influye en el desarrollo de las características sexuales secundarias femeninas en la pubertad: el desarrollo del seno, el ensanchamiento de la pelvis y la redistribución de la grasa del cuerpo. El estrógeno y la progesterona funcionan en el ciclo menstrual.
     Empezando la pubertad, la mujer libera un óvulo de uno de sus ovarios, aproximadamente, una vez al mes. La liberación de un óvulo se llama ovulación.  La menopausia es el momento en que la mujer deja de liberar óvulos. Usualmente, la menopausia ocurre entre los 40 y 50 años.
     Después de la ovulación, el ovulo es arrastrado hasta los oviductos o tropas de Falopio, por la acción de las células ciliadas que revisten la abertura del oviducto que es como un embudo. A pesar de que no están unidas directamente al ovario, las trompas Falopio proveen un trayecto desde el ovario hasta el útero. El útero, o matriz, es un órgano muscular fuerte donde se desarrollara el embrión, si ocurre la fecundación. El cuello es la parte inferior, o cerviz, del útero y conecta con la vagina. La vagina es un tubo muscular que recibe el semen durante la copulación y sirve como canal de nacimiento. 
                                                                                                                     
     En la mujer, el ciclo menstrual es el ciclo reproductor, controlado por las hormonas. Comprende el desarrollo periódico y la liberación de un óvulo y el desprendimiento periódico del revestimiento del útero. El ciclo menstrual tiene interacciones con el hipotálamo, la pituitaria, los ovarios y el útero. Los ciclos ocurren regularmente, entre la pubertad y la menopausia. El ciclo puede interrumpirse por el embarazo, una enfermedad u otros factores. El ciclo dura 28 días pero varia de una mujer a otra.
     El ciclo menstrual tiene 4 etapas: La primera etapa es la menstruación, durante la cual se elimina el revestimiento uterino. Esta etapa dura de 4 a 6 días. Durante este tiempo, se elimina sangre a través de la vagina, junto con algunas células del revestimiento uterino.
     Cuando termina  la menstruación, empieza la etapa folicular. La hormona estimuladora del folículo (FSH)  es la secreción de la pituitaria que causa el desarrollo de óvulo dentro de algunos folículos en un ovario. Por lo general, solo un folículo madura totalmente. A medida que los folículos crecen, secretan la hormona estrógeno. El estrógeno hace que la pared uterina se haga más gruesa. Este engrosamiento prepara al útero para recibir un óvulo fecundado. La etapa folicular dura, aproximadamente, de 9 a 10 días.
     La ovulación, la  liberación del óvulo del folículo, es una etapa bien corta en el ciclo. Ocurre cerca de la mitad del ciclo. En el único momento que puede ocurrir la fecundación es durante 15 a 24 horas después de la ovulación. La hormona luteinizante (LH) y el FSH son las secreciones de la pituitaria que estimulan la ovulación.
     Después que ocurre la ovulación, comienza la etapa del cuerpo lúteo.  La hormona luteinizante hace que el folículo se convierta en un tejido amarillo, el cuerpo lúteo, que secreta la progesterona. Esta hormona hace que el revestimiento del útero se haga mas grueso. Esta etapa dura 13 a 15 días.
 
 

Determinación del sexo, tipo XX-XY

En los seres humanos el sexo del recién nacido depende del tipo de espermatozoide que realice la fecundación. Si el espermatozoide que fecunda el óvulo es portador del cromosoma X el cigoto resultante dará lugar a una niña (XX) y si el espermatozoide que fecunda al óvulo es portador del cromosoma Y el cigoto dará lugar a un niño (XY). La probabilidad de que nazca un niño o una niña es exactamente la misma.