[PRINCIPAL]   [RINCÓN DE LOS NIÑOS]  [ÍNDICE]

 

 

 

APARATO CIRCULATORIO

La sangre, el corazón y los vasos sanguíneos componen el sistema circulatorio.

En su sentido más amplio, el aparato circulatorio se compone del aparato sanguíneo y del aparato linfático.

 

 

EL APARATO SANGUÍNEO

Comprende un órgano receptor y propulsor de la sangre: el corazón, y todo un complejo de arterias y venas unidas por capilares.

 

 
                                                                                                      CORAZÓN. El corazón es el órgano propulsor de la sangre; imprime a su líquido su movimiento continuo a través del cuerpo. 
     Es un órgano hueco, muscular, que en el adulto pesa unos 255 gramos.
     esta situado en la parte media del pecho, algo inclinado a la izquierda, entre las dos pleuras y envuelto por el pericardio.
     El corazón esta aplanado en dos caras; una es convexa, hacia arriba y a la derecha; la otra es cóncava y se encuentra abajo y a la izquierda.  Está dividido por dos surcos circulares.
  El surco trasversal es el más profundo y divide el corazón en dos porciones de las cuales la que ocupa la parte superior constituye las aurículas y la otra los ventrículos
     El surco longitudinal divide este órgano en corazón derecho y corazón izquierdo, de suerte que comprende cuatro partes: dos ventrículos y dos aurículas.
     Las dos partes que constituyen el corazón derecho se comunican entre sí por el orificio aurículoventricular; de de igual modo, la aurícula izquierda comunica con el ventrículo izquierdo; pero las aurículas no comunican entre sí y lo mismo sucede con los ventrículos.
     Los orificios de comunicación están cerrados por unas válvulas que se llaman: la del corazón derecho, válvula tricúspide y la del corazón izquierdo, válvula mitral.
     La pared de que están rodeadas las aurículas es mucho más blanda que la de los ventrículos y, sobre todo, que la del ventrículo izquierdo.
     Las aurículas presentan, en su parte superior, una pequeña prolongación llamada apéndice auricular o seno. Al seno seno de la aurícula derecha afluyen la vena cava superior; y la vena cava inferior; en el de la aurícula izquierda se encuentra los orificios de las venas pulmonares derechas e izquierdas.
     La arteria pulmonar desemboca en el ventrículo derecho; la arteria aorta en el ventrículo izquierdo.  Cada una de esas arterias está provista de de tres válvulas llamadas sigmoideas o semilunares, destinadas a cerrar la abertura de esos vasos.
     La pared del corazón del hombre está constituida por tres túnicas:
     El pericardio, membrana serosa que está en relación con las pleuras de los pulmones.
     El miocardio, formado de fibras musculares.
     El endocardio, membrana conjuntiva delgada que forma la capa interna del corazón. 

 

 

 

ANATOMÍA DE LAS ARTERIAS, LAS VENAS Y LOS VASOS CAPILARES.

 

 
                                                                                                    a) Arterias. 
     Las arterias son vasos que parten del corazón, destinados a transportar la sangre desde el corazón hasta los pulmones o a los diversos órganos del cuerpo.
     Están compuestas por tres túnicas: 
     Una túnica fibrocelulósica, rica en capilares y fibras elásticas.
     Una túnica elástica, constituida por fibras amarillentas dispuestas en redes y en haces.
     Una túnica interna, formada por un endotelio que descansa sobre una delgada membrana elástica.
     La primera circulación parte del ventrículo derecho, y lleva a los pulmones sangre cargada de gas carbónico. 
     La segunda, que parte del ventrículo izquierdo, lleva a los órganos sangre oxigenada.
     Sus puntos de partida son: uno, la arteria pulmonar, otro la arteria aorta
     La arteria pulmonar forma una horquilla con dos ramificaciones, cada una de las cuales se dirige hacia el pulmón.  Entre las dos ramificaciones de la arteria pulmonar, la aorta se encorva formando un cayado. desde allí desciende a lo largo de la columna vertebral (aorta descendente) y emite ramificaciones que llevan la sangre a todas partes del cuerpo. Del cayado de la aorta también parten otras ramas que llevan la sangre a la parte superior del cuerpo.  Estas ramificaciones de la aorta son: 
    Las arterias subclavias, las arterias carótidas, que irrigan  los miembros superiores y la cabeza y dan lugar a las arterias vertebrales, humerales, radiales, cubitales, pulmonares.
     Las arterias bronquiales, las arterias esofágicas, las arterias intercostales, que nutren los bronquios, el esófago y los órganos de la cavidad torácida y de la cavidad abdominal.
     Las arterias diafragmática y el tronco celíaco que le da nacimiento a las arterias hepática, coronaria estomáquica, esplénica. 
     Las arterias mesentéricas, las arterias renales, que irrigan el intestino y los riñones.
     Las arterias ilíacas una de cuyas ramas sirve al bacinete y la otra produce las arterias femorales, poplíteas, tibiales, peroneas, pedeas.
 
 
b)  Las venas. 
     La pared de las vena consta de cuatro túnicas: una la túnica interna muy delgada y parecida a la de las arterias; una túnica de fibras longitudinales compuesta de tejido elástico; una túnica de fibras circulares que comprende elementos elásticos; una túnica adventicia poco gruesa.
     Las venas están provistas de un gran número de pliegues que forman las válvulas, cuyo borde se dirige del lado del corazón; la función de estas es, en caso de trastornos circulatorios, cerrarse por aflujo de la sangre que tiende a marchar en sentido contrario. Las venas devuelven la sangre al corazón. 
     Parte de las venas, órganos muy finos, derraman se contenido en la vena coronaria y en las venas cavas; las demás, las de la región abdominal, se derraman en la vena porta. 
     Las venas son: las cuatro venas pulmonares; 
     La vena coronaria que recoge la sangre de las paredes del corazón;
     La vena cava superior, que recibe a las venas subclavias (junto con las venas yugulares);
     La vena cava inferior, que sube hacia el diafragma, lo atraviesa y lo pone en comunicación con las venas ilíacas, renales y suprahépaticas.
     La vena porta, llamada vena portahépatica, une une al hígado de las venas esplénica, gástrica e intestinales.
 
                                                                       c)   Capilares.
 
Son vasos sumamente delgados que se ramifican en una red tan sumamente apretada que no hay un punto del cuerpo donde un pinchazo no haga brotar sangre. Se dividen las arterias y que penetran por todos los órganos del cuerpo , al unirse de nuevo forman las venas.
    
 
    
 
 
Fisiología del aparato circulatorio sanguíneo: 
     Este aparato cumple funciones dobles: asegura la irrigación de los tejidos por la sangre que transporta y, por tanto participa en los intercambios gaseosos y nutritivos necesarios al organismo. También cumple un papel defensivo. 
 

 

 

APARATO LINFÁTICO

 

La Circulación

La función y la composición de la sangre.

   La sangre viaja por unos tubos llamados vasos sanguíneos. El corazón bombea la sangre por los vasos sanguíneos. Una de las funciones de la sangre es llevar materiales hacia y desde las diferentes partes del cuerpo.                   La sangre, el corazón y los vasos sanguíneos componen el sistema circulatorio. 
     Las principales funciones de la sangre son: La sangre transporta oxígeno a las células y lleva productos y desechos a los pulmones y a los riñones, en donde se eliminan. La sangre transporta nutrientes disueltos desde el sistema digestivo hacia otras partes del cuerpo. Transporta materiales, como el calcio, desde las áreas de almacenamiento hasta los lugares donde se van a utilizar. El calcio se almacena en los huesos, pero se utiliza en los músculos y en otros órganos.
     La sangre también transfiere calor al cuerpo. El calor se produce en los músculos. La sangre lleva este calor a las partes mas frías del cuerpo. La sangre es el medio por el cual las hormonas o las sustancias químicas que tienen funciones especiales pasan de un órgano a otro. Finalmente, la sangre esta relacionada con las defensas del cuerpo contra las enfermedades infecciosas.
     Mas de la mitad de la sangre, es un fluido llamado plasma. El plasma, la parte líquida de la sangre, es, mayormente, agua, pero contiene también muchas sustancias disueltas: proteínas, enzimas, material nutritivo simple, productos de desecho y otras sustancias químicas. El pH de la sangre es constante, aproximadamente de 7.4, esto ayuda a mantener un ambiente un ambiente estable para las células del cuerpo.

 Menos de la mitad de la sangre consiste de células y fragmentos de células. Los glóbulos rojos transportan oxigeno y bióxido de carbono. Los glóbulos blancos ayudan a defender el cuerpo contra las infecciones. En la sangre también encontramos fragmentos de células llamadas plaquetas, que tienen relación con la coagulación sanguínea.

Los glóbulos rojos, llamados también rocitos, son las células más numerosas en la sangre. Cada litro de sangre contiene de 4.5 a 6 billones de glóbulos rojos. Los glóbulos rojos llevan el oxigeno a las células de todo el cuerpo. El componente principal de los glóbulos rojos es un pigmento rojo conocido como hemoglobina.

Los glóbulos blancos son más grandes y menos numerosos que los glóbulos rojos. El diámetro de los glóbulos blancos varia entre 10 y 20 µ m. La sangre solo contiene un glóbulo blanco por cada 700 glóbulos rojos. Los glóbulos blancos también llamados leucocitos, contienen núcleo y otros organelos. Los glóbulos blancos pueden circularen la sangre durante varias semanas antes de salir de esta y entrar a otros tejidos. Algunos glóbulos blancos pueden vivir durante muchos años en los tejidos.
    Hay tres tipos de glóbulos blancos: granulocitos, monocitos y linfocitos.  

     Un granulocito es un tipo de glóbulo blanco al que se le da ese nombre por los muchos gránulos que hay en su citoplasma. Este tipo de glóbulo blanco  puede identificarse por la forma irregular de su núcleo. Los granulocitos son los glóbulos blancos más abundantes. Los granulocitos son fagocitos activos o células que son atraídas hacia las bacterias y otras sustancias extrañas, destruyendo los fagocitos.

     El monocito, el segundo tipo de glóbulo blanco, se identifica por su núcleo grande y los pocos gránulos en su citoplasma. Los monocitos también son fagocitos. Son mas lentos que los granulocitos al responder a la presencia de bacterias; sin embargo, pueden destruir muchas bacterias que los granulocitos. Los monocitos pueden salir de los vasos sanguíneos y vivir en otros tejidos. Un monocito que se encuentra fuera de la sangre puede cambiar a un tipo de célula llamada macrófago. 

     El linfocito es el tercer tipo de glóbulo blanco.  Un linfocito se identifica por la poca cantidad de citoplasma claro, que relativamente  tiene. Cuando las bacterias u otras sustancias extrañas entran al cuerpo, los glóbulos blancos son atraídos  hacia el lugar donde están las bacterias. Los granulocitos y los macrófagos atacan la materia extraña y los linfocitos comienzan a formar anticuerpos. Después de algún tiempo, se forma pus en en el lugar de la infección. El pus es una mezcla de glóbulos blancos, bacterias muertas y restos de células muertas.
     Los granulocitos y los monocitos se producen en la medula ósea. Los  linfocitos, sin embargo, se forman en varios lugares del cuerpo. A pesar de que los glóbulos blancos viajan por el sistema circulatorio, también pueden funcionar en otros tejidos. Muchos glóbulos blancos viven bajo la piel y alrededor del sistema digestivo y de los pulmones.
     Las plaquetas.  Cuando se hiere la piel, la sangre fluye un rato y luego se detiene. ¿Qué hace que el flujo de sangre se detenga? La abertura se sella con un coagulo. Un coagulo sanguíneo es una masa enredada de fibras de proteínas con plaquetas y glóbulos rojos atrapados. La formación de un coagulo sanguíneo se conoce como coagulación, un proceso  un proceso mediante el cual parte de la sangre se vuelve semisólida.
     Muchas sustancias en la sangre ayudan a formar el coagulo. Una de ellas son las plaquetas, llamadas también trombocitos. Las plaquetas son fragmentos celulares liberados a la sangre por células en la medula ósea. En el centro de cada plaqueta hay algunos gránulos. varias sustancias, incluyendo el ADP, se almacena en los gránulos.
     La fibrina, una proteína en forma de hilos, tiene una función esencial en la coagulación. El coagulo que sella un vaso sanguíneo roto esta formado por plaquetas células sanguíneas y fibrina.
Las enzimas que se liberan de las paredes de los vasos sanguíneos rotos controlan las reacciones que producen la fibrina. estas reacciones son las siguientes:
 
                  TROMBOPLASTINA (enzima de las células dañadas)  
                              
       PROTROMBINA ------------------------→ TROMBINA (enzima activa)
  •        (enzima inactiva                              |
  •         en el plasma)                                      
  •                                   FIBRINÓGENO -----------------------FIBRINA
  •                     (proteína del plasma)
  • Cuando se daña un vaso sanguíneo, las plaquetas que están cerca se estimulan para que liberen el ADP que tienen almacenado. Las sustancias químicas liberadas por las células rotas, probablemente, estimulan esta respuesta. El ADP hace que las plaquetas se vuelvan pegajosas, y se peguen una a la otra y a los bordes rotos del vaso sanguíneo. La sangre fluye trae las plaquetas hasta la herida. Las plaquetas continúan pegándose una a otra, haciendo que la herida en el vaso sanguíneo se llene. Al mismo tiempo, se empieza a formar la fibrina. Los hilos duros de la fibrina mantienen unido el coagulo. La herida se sella con un tapón formado por fibrina, plaquetas y glóbulos rojos atrapados. A medida que pasa el tiempo, los hilos de fibrina se encogen y unen los extremos de la cortadura.

       

     
    ANATOMÍA.
         Este aparato comprende vasos linfáticos; éstos nacen en una red de capilares independientes de las arterias y venas.
        Todos los vasos linfáticos desembocan en dos partes del sistema venoso en las dos venas subclavias y, desde los ganglios mas próximos a esas venas, se reúnen en dos troncos principales.
         Uno de esos troncos, situado en el lado izquierdo del tórax, se llama canal torácico. Comienza en la cisterna de Pecquet o depósito lumbar. 
         Este depósito y este canal reciben los linfáticos del abdomen, de los miembros inferiores, del lado izquierdo del pecho y del lado correspondiente de la cabeza y el cuello; el canal desemboca en el ángulo de reunión de la vena interna izquierda subclavia y yugular.
         El otro tronco, llamado gran vena linfática, recibe los linfáticos de miembro torácico derecho, del lado derecho de la cabeza, del cuello y del pecho: se abre en la vena subclavia derecha.
         Los ganglios linfáticos son pequeños órganos que abultan más o menos como una lenteja o una avellana; están colocados en el trayecto de los linfáticos; de color gris rosado, su consistencia es carnosa y se desmenuzan fácilmente.
         Los vasos linfáticos, como las venas, están provistos de válvulas; por eso la circulación de la linfa sólo se efectúa en una dirección.      

     

     
    FISIOLOGÍA
         La linfa constituye el medio normal de los intercambios celulares; permite que el líquido lagunar regrese al la sangre; es la vía de absorción de las grasas por los vasos quilíferos; finalmente, también defiende al organismo contra las infecciones gracias a los glóbulos blancos que contiene (linfocitos).