HERNÁN CORTES
                         (1485-1547)

       Hernán Cortés, el gran conquistador español, nació en Medellín, Extremadura, en 1485, hijo de los nobles empobrecidos Martín Cortés y Catalina Pizarro. Dos años estudió leyes en la Universidad de Salamanca, pero su disposición por la aventura y la fortuna lo llevaron a embarcarse con rumbo a las Indias occidentales. Llegó a la isla la Española -ahora Santo Domingo- en 1504, cuando sólo tenía 19 años de edad.

En 1518 Diego Velázquez, gobernador de Cuba, lo puso al frente de una expedición que organizó para explorar las costas mexicanas, pero después trató de quitarle el mando. Ya era tarde, porque Cortés había partido el 1º de febrero de 1519. Tenía entonces 34 años y había sido soldado, encomendero, escribano y alcalde.
Llevaba 11 barcos, cerca de 700 soldados y más de 200 indios y negros. Costeó Cozumel y la península de Yucatán, y enfiló hacia el norte. En un lugar llamado Chalchihuecan, Cortés fundó la Villa Rica de la Vera Cruz para legalizar la conquista. Con el fin de que nadie pudiera regresar a Cuba, quemó sus naves y se dirigió a México- Tenochtitlan. ­
El tlatoani o rey azteca Moctezuma II creyó que los españoles eran dioses, por lo que recibió y alojó a Cortés con todo su ejército en su propio palacio, oportunidad que aprovechó el  conquistador para tomarlo como rehén con toda su corte en 1520.
Sin embargo, Cortés tuvo que dejar Tenochtitlan para combatir una expedición española que enviaba de Cuba el gobernador Velázquez con la orden de apresarlo. Cortés derrotó a la expedición y regresó a México- Tenochlitlan, donde encontró un ambiente hostil, pues su lugarteniente Pedro de Alvarado había hecho una gran matanza de aztecas durante una fiesta religiosa.
Decidió entonces dejar la ciudad, no sin antes dar muerte a Moctezuma y acarrear todo el oro posible. Los mexicas, bajo las órdenes de Cuitláhuac, atacaron a los españoles con tal furia que casi los aniquilan. Cortés lloró esa derrota en la famosa Noche Triste del 30 de junio de 1520, y se refugió en Tlaxcala, cuyo pueblo era su aliado y enemigo mortal de los aztecas, para preparar la batalla final.       
Tenochtitlan cayó después de un heroico sitio que duró tres meses, hasta que los españoles hicieron prisionero al valeroso Cuauhtémoc, último tlatoani azteca, el 13 de agosto de 1521.
Cortés dio el nombre de Nueva España a la tierra conquistada y la gobernó hasta 1524, cuando inició un viaje a las Hibueras -hoy Honduras-, que duró dos años. En el trayecto mandó ahorcar a Cuauhtémoc.
En 1528 Cortés regresó a España, donde el emperador Carlos V lo recibió con grandes honores y le otorgó el título de marqués del Valle de Oaxaca y el nombramiento de capitán general de la Nueva España y Costa del Sur. Volvió a la Nueva España en 1530 y permaneció en ella 10 años, durante los cuales descubrió el golfo de California, también conocido como mar de Cortés. Nuevamente viajó a Es­paña para responder a las acusaciones de sus enemigos, y ya no regresó a México con vida. En sus últimos años continuó combatiendo, ahora en la campaña de Argel, África, bajo las órdenes del emperador. El conquistador de México murió el 2 de diciembre de 1547, en Castilleja de la Cuesta, cerca de Sevilla. Sus restos descansan en el Hospital de Jesús de la ciudad de México.