AXAYÁCATL

(Cara en el agua)

(1469-1481)

Sexto señor mexica

   Al morir Moctezuma Ilhuicamina recibió el bastón de mando de los mexicas su hijo Axayácatl, cuyo nombre significa «cara de agua», por el constante sudar de este personaje. Para las festividades religiosas de su coronación, si así pudiéramos llamarle a la entrega de una preciosa diadema de oro y plumas y de una caña adornada que representaba el poder, lo que hacía el sacerdote principal, trajo un gran número de prisioneros de una guerra que emprendió en Tehuantepec, para ser sacrificados en el templo de Huitzilopochtli que había sido muy ampliado durante el gobierno de Izcóatl. Debemos decir que estos usos sangrientos de una religión practicada muy particularmente por los mexicas, aunque haya muchas explicaciones que traten de justificarlos, iban produciendo temor y odio contra el poderoso pueblo del Anáhuac y por eso, cuando ocurrió la llegada de los españoles, los pueblos que no tomaron las armas para ayudarlos cuando menos les dieron la paz. Durante el gobierno de Axayácatl sobrevino la guerra contra Tlatelolco, rival poderoso aunque hermano de Tenochtitlan. El jefe Moquihua se alió con los chalcas, enemigos constantes de los mexicas y se resolvió atacarlos. Axayácatl, al frente del muy bien entrenado ejército tenochca tomó la ofensiva, entró hasta en centro de Tlatelolco, que siempre tuvo un mercado más grande que el de Tenochtitlan y allí personalmente dio muerte a Moquihua. Con este suceso Tlatelolco se convirtió en un barrio más de la gran señora de los lagos.

Posteriormente Axayácatl envió a su numeroso y muy bien entrenado ejército a combatir y sujetar a los purépechas de la región lacustre de Michoacán, pero dicha expedición resultó un fracaso. Los purépechas burlaron y derrotaron a los guerreros mexicas, que sin embargo lograron poner destacamentos avanzados hacia esa región.

Se debe a Axayácatl el haber mandado labrar el enorme monolito conocido como calendario azteca, que no es sino una piedra votiva en honor del sol como centro del universo.

Durante el gobierno de Axayácatl murió Netzahualcóyotl, amigo, aliado y consejero de los jefes mexicas. Fue poeta, ingeniero y filósofo. Antes de morir hizo reconocer a su hijo Netzahualpilli como sucesor legítimo.