PAGINA PRINCIPAL            RINCÓN DE LOS NIÑOS

 

 

Nazco de un padre luminoso;
apenas nacido, porque desprecio a la Tierra,
me elevo hacia el cielo.
Mi padre es muy amado, pero en cambio,
yo no encuentro las simpatías de los hombres
¿Y sabes por que? Porque en mi presencia,
hasta las personas más felices se ven obligados a llorar.

(El humo)

 

El cangrejo es negro cuando esta vivo,
y después de muerto, enrojece;
en cambio, yo, rojo en vida, soy negro en la fosa.
Pero no se acerquen a mí cuando enrojezco,
pues puedo morderlos aunque no tenga dientes.

 

(El carbón)

 

 

Lleva corona en la cabeza y no es rey;
lleva espolones y no es caballero;
Canta por la mañana y no es sacristán.

(El gallo)

 

 

Soy fruto, pero no cuelgo de los árboles;
soy grande, sabroso y de poco precio;
soy solicitado, y sin embargo, nada pido;
soy fresco, y sin embargo vengo en agosto;
 y cosa rara, pero verdadera,
llevo el color de la bandera Mexicana.

 (La sandia)

 

 

Cuanto más, hay menos pesa.

                                 (El agujero)

 

Cocida no se come y cruda no se encuentra.

                       (La ceniza)

 

 

Me siento en lo alto como un rey en su trono,
pero si al rey vuelvo la espalda,
también obtengo su perdón.

 

(El cochero)

 

 

Quien lo hace  para vender,
quien lo vende no lo usa, no lo ve.

 

(El ataúd)

 

 

 

Estoy en la guerra y
huyo del cañón:
estoy en el altar y
no estoy en la iglesia;
estoy en la flor y
no es la planta.
 

(La letra R)

 

 

Por la noche, también sabré abrir
 la boca para bendecir el olvido.
Un gemido..., un suspiro..., y
mi vida muere entre tus manos.
 

 (El bostezo)

 

¿Cuál es el animal que con la punta del pie
 busca por donde pasar y
con el rabillo del ojo deja la huella?
 

(La aguja: y la huella es el hilo)

 

 

Soy bella e inmaculada
como el velo de una hada;
desciendo blanca,
leve y blanda sobre las cimas
y sobre los campos,
desciendo lentamente del cielo
y todo lo envuelvo en mi velo.

 

(La nieve)

 

 

Yo reboto de los techos;
con mis múltiples martillos,
golpeo los cristales.
Soy fastidiosa, pero sirvo para algo,
pues alimento plantas y flores,
y más bellos hago los colores.
 Disuelvo en el cielo la nube obscura
 y hago el aire más bello y puro.

 

(La lluvia)

 

 

No tengo alas, y con el viento, vuelo cuanto quiero.
Corro a todo lo largo del cielo,
soy un fleco, soy un velo, me ensancho,
me enojo y por ultimo, en el aire me disuelvo;
A las plantas alimento y
entones valgo un tesoro.

 

(La nube)

 

 

 

Cuanto más grande es,
menos se ve. ¿que e?

         (oscuridad)

 

 

Soy bella, pero espinosa,
soy soberbia y olorosa,
soy una flor y me llamo ....

 

(La rosa)

 

Veinticuatro hermanitas nacen todas las mañanas;
unas tras otras todas mueren.
Claras y obscuras, son......

 (Horas)

 

Soy larga, blanca y esbelta,
llevo una llamita en la cabeza,
luminosa, pero sin humo;
por ti, me consumo.

 (La vela)

 

 

 

Cuelgo en  racimos jugosos,
rubios y morenos, sabrosos,
y doy un zumo muy apreciado.

(La uva)

 

Desde la cima hasta el mar,
no hago más que caminar;
como una cima plateada,
baño el huerto, el campo, el prado;
baño pueblos y grandes ciudades.
Es mi destino: termino desembocando en le mar.

 

(El río)